Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

HSBC recortará más de 10.000 empleos por el estancamiento de sus resultados

El primer banco británico podría reducir hasta 30.000 puestos de trabajo en tres años en todo el mundo

El banco británico global HSBC anunciará este lunes unos beneficios de 10.900 millones de dólares hasta junio, un resultado casi gemelo a los 11.000 millones ganados en ese mismo periodo el año anterior. Ese estancamiento de resultados llevará al nuevo consejero delegado del banco, Stuart Gulliver, a incrementar el plan de recortes que ya puso en marcha con el objetivo de ahorrar unos 3.500 millones de dólares en tres años. Varios medios británicos pronostican que el HSBC va a recortar más 10.000 este año y podría llegar incluso a recortar 15.000.

En total, el primer banco británico y uno de los mayores del mundo podría reducir hasta 30.000 empleos en tres años en todo el mundo, una cantidad equivalente al 10% de sus 300.000 empleos actuales. El HSBC no hace así más que seguir una estela ya anunciada en los últimos días y meses por diversos bancos europeos y también estadounidenses. La banca europea se ha visto particularmente afectada por la crisis de la deuda en la zona euro, los aumentos de los gastos fijos y la caída de ingresos en la banca de negocios y la crisis en Estados Unidos.

Aunque no es seguro que HSBC anuncie un recorte de su plantilla en la nota de presentación de los resultados del primer semestre, sí se espera que la dirección del banco haga un análisis más detallado y cifrado de sus excedentes de personal a preguntas de analistas y periodistas.

Stuart Gulliver ya anunció en junio algunas de las líneas maestras de su plan de recorte de ahorro, que incluye una reducción de sus actividades en Europa y Estados Unidos y un incremento de su presencia en el mercado asiático, donde se dan mejores perspectivas de crecimiento del negocio. El consejero delegado de HSBC ya adelantó entonces sus planes de desprenderse del su cartera de tarjetas de crédito en Estados Unidos, con activos por más de 30.000 millones de dólares. Capital One Financial Corp y Wells Fargo están entre los principales candidatos a hacerse con ese negocio, según Reuters. El banco británico de origen chino quiere desprenderse también de parte de su red de oficinas en Nueva York en el marco del adelgazamiento de su red de 475 oficinas en Estados Unidos.

Otra de las estrategias de HSBC es reducir su presencia o pura y simplemente abandonar ciertos países en lo que se refiere a la banca al por menor. Rusia y Polonia están entre los casi 40 países que se pueden ver afectados por esta nueva política.

Con una caída de los ingresos del 22% y un desplome de los beneficios netos del 50%, USB se ha embarcado en un plan de recortes de gastos de 2.000 francos suizos en los próximos tres años que le llevará a reducir 5.000 empleos y acometer una reorientación del negocio, que se centrará en el negocio de la gestión de fortunas en lugar de competir en los mercados globales de capitales.

Otro banco suizo, Crédit Suisse, reducirá 2.000 empleos (un 4% de su plantilla) después de que sus ingresos hayan caído un 25% en el primer semestre y sus beneficios netos un 52%.

En Gran Bretaña, el negocio de banca de inversión de Barclays y de Royal Bank of Scotland también se espera que ofrezca un panorama de deterioro a medida que se vayan anunciando los resultados esta semana, con caídas tanto de los ingresos como del beneficio neto del orden del 30%. Barclays ha recortado ya 600 empleos desde enero en el negocio de banca de inversiones y 2.000 en el negocio de la banca al detalle, a nivel global.

Lloyds se espera que anuncie unos beneficios de 1.000 millones de libras en el primer semestre, un tercio menos que en la primera mitad de 2010. El banco ya anunció en junio un recorte de 15.000 empleos. Royal Bank of Scotland, que ya ha perdido 28.000 empleos desde que empezó la crisis, podría anunciar nuevos recortes esta semana.

La crisis no se ciñe sólo a los bancos europeos. El banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs ya anunció también en junio una poda de 1.000 empleos.