Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SERGIO DEL CAMPO FAYET Subsecretario de Energía de Chile

"Hay una posibilidad real de que Chile deje de depender del petróleo"

Los estragos de la crisis económica han abierto una ventana de oportunidades en América Latina para invertir en la búsqueda de energías renovables. "En el caso de Chile, hay una posibilidad real para dejar de depender del petróleo", explica el subsecretario de Energía de Chile, Sergio del Campo Fayet, de visita en Madrid para promover su país como destino de inversiones en materia energética y, además, "aprender del avance de España en el desarrollo de estas tecnologías".

El subsecretario asegura que las necesidades de crecimiento de Chile, la tercera mayor economía de América Latina después de Brasil y México, obligan al desarrollo de energías alternativas, más aún cuando su país no cuenta con yacimientos propios de petróleo o gas licuado. "El precio del gas licuado en Chile es tres veces mayor que en un país europeo. Por lo tanto, el precio no se ajusta a las necesidades del país y repercute en su desarrollo".

"El país busca consolidar sus propios costes de energía"

La caída en la demanda por tecnologías de energía sustentable en los países desarrollados ha causado una bajada en los precios, lo que, opina Del Campo, "abre una oportunidad para los países latinoamericanos". Precisamente en España ha anunciado la apertura de cuatro concursos para inversiones por 85 millones de dólares en la búsqueda de energías alternativas.

Pregunta. ¿La búsqueda de energías sustentables es una prioridad para Chile?

Respuesta. Es así. Chile, por ejemplo, es uno de los lugares más privilegiados del mundo para explotar la energía solar. Tenemos una radiación solar similar o superior en algunos casos a la que se alcanza en el desierto del Sáhara. Nuestra estrategia busca bajar la dependencia del petróleo, sobre todo por la gran influencia que la demanda de los países asiáticos tiene en los precios del combustible. Chile requiere una mayor diversificación de fuentes energéticas para empezar a construir sus propios costes de energía.

P. ¿Chile puede crear las condiciones necesarias?

R. Hay una importante inversión en varios campos. En materia de combustibles, por ejemplo, se han destinado hasta 50 millones de dólares en la búsqueda e investigación de biocombustibles. Chile tiene los recursos para ello. El país creció un 5,2% aun teniendo en cuenta los daños del terremoto que afectó al país en febrero de 2010. Necesitamos una diversificación eléctrica que permita satisfacer esa demanda.

P. ¿Se ha considerado incorporar a los proyectos la mejora de las vías de transporte como, por ejemplo, un tren de alta velocidad?

R. No está en estudio. Hubo en el pasado una intención de hacerlo pero no se está proyectando aún un proyecto de esa envergadura.

P. ¿Esta iniciativa ha ganado impulso con este Gobierno o existía desde los Gobiernos anteriores?

R. Esto se inició en un proyecto del Gobierno anterior, donde se impuso una obligación a las empresas de generación eléctrica con acuerdos firmados después de agosto de 2007 a que tuvieran, para 2010, un 5% de contratos en fuentes de energía renovables, hasta llegar a un 10% en 2024. Hoy en día existe una comisión de desarrollo del sector eléctrico en Chile que integran exministros y expertos para conseguir un mayor desarrollo.

P. ¿Es realista pensar que Chile se puede convertir en un país no dependiente de petróleo a medio plazo?

R. Yo diría más bien a mayor plazo, en un mediano plazo diríamos que las metas se alcanzarían en tres años y es muy difícil dejar de depender para entonces. Entendemos que a largo plazo el precio de las tecnologías irá bajando sustancialmente, que es lo que ha venido ocurriendo en el mundo sobre todo en energía eólica. Tenemos una gran costa, así que esperamos que exista un desarrollo para aprovechar esta circunstancia, igualmente en la geotermia [energía a partir de calor]. Todas son fuentes que nos interesa incorporar a nuestro desarrollo.

P. ¿En cuánto tiempo calculan alcanzar una meta significativa?

R. Esperamos ver cambios graduales a 15 años. Y estamos en ello. Por eso hemos venido a España, para aprender lo que el país ha logrado en cuanto a incorporación de energías renovables. Es notable que en España se ha conseguido un desarrollo en energía eólica que permite satisfacer en algunos momentos hasta el 50% de la demanda. Pero para alcanzar esta meta es importante un desarrollo muy pensado. No se puede mantener la energía renovable si no tienes un adecuado respaldo técnico en el caso en que esta generación no esté disponible.