Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio en Arizona obliga a evacuar a 11.000 personas

Es el segundo más grande en la historia de la zona y ya ha arrasado más de 157.000 hectáreas

El segundo incendio más grande en la historia de Arizona ha arrasado ya más de 157.000 hectáreas y ha forzado la evacuación de más de 11.000 personas, dejando vacíos dos pueblos enteros, han informado fuentes oficiales locales. La extensión afectada por el incendio es más grande que el área de la ciudad de Nueva York y Chicago juntas, y se teme que pueda seguir creciendo.

Las autoridades del condado de Apache, en el nordeste de Arizona, ordenaron ayer por la tarde que los habitantes que aún permanecían en las localidades de Springerville y Eagar abandonaran el lugar, según indica el diario The Arizona Republic. Ambas localidades están situadas cerca de la frontera de Nuevo México. En Springerville, el capitán Jim Wilkins, del servicio oficial de incendios estadounidense, ha dicho que es demasiado pronto para saber cuantos cientos de casas en la ciudad se han perdido.

Las llamas que avanzaban hoy por las Montañas Blancas han aniquilado al menos 11 estructuras y dañado otras 588, además de extender la humareda más allá de la frontera con Nuevo México. Las autoridades han interrumpido esporádicamente el suministro de electricidad en las ciudades pequeñas de la región para probar la red de distribución. Además, ha empezado a escasear la gasolina. Las autoridades de Nuevo México están alerta ante el avance de las llamas hacia su territorio.

Más de 2.500 bomberos han estado trabajando para sofocar el incendio, que comenzó hace dos semanas, pero que de momento no está bajo control. "El fuego es muy grande y muy intenso. Estamos tratando de controlarlo", ha dicho Brenyn Lohmoelder un portavoz de los servicios de bomberos a la agencia Reuters. El incendio ha causado humaredas que llegaron a Iowa y han forzado el desvío de aviones que iban con destino a Albuquerque, unos 320 kilómetros al este. También se han avistado humaredas en Colorado, Nebraska y Kansas.