Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El principal asesor económico de Obama deja la Casa Blanca

Austan Goolsbee regresa en septiembre a su cátedra de Economía en la Universidad de Chicago

Cuando la economía estadounidense vuelve a tambalearse después de que el paro haya vuelto a aumentar y en mayo se hayan creado tan solo 54.000 puestos de trabajo, Austan Goolsbee, el asesor económico de mayor rango del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y de los últimos economistas que quedaba en su círculo más cercano, ha anunciado que dejara la Casa Blanca antes de septiembre para retomar su antiguo trabajo en la Universidad de Chicago. Su marcha deja como último miembro del equipo económico original de Obama al secretario del Tesoro Timothy Geithner.

Goolsbee, presidente del Consejo Presidencial de Asesores Económicos desde hace un año, regresará a su cátedra de Economía en la escuela de negocios del centro universitario, según informó la mansión presidencial en un comunicado. "Desde que aspiré por primera vez al Senado de Estados Unidos, Austan ha sido un amigo cercano y uno de mis asesores de más confianza", afirma Obama en el comunicado.

"A lo largo de los últimos años, nos ha ayudado a sacar a nuestro país de la peor crisis económica desde la Gran Depresión, y aunque aún queda mucho trabajo por hacer, sus consejos han ayudado a dirigirnos hacia una economía que crece y crea millones de empleos. Es uno de los mayores pensadores económicos de EE UU", asegura el presidente. El catedrático, que acompañó a Obama desde el inicio de su campaña presidencial en Chicago, le ayudó a enfrentarse al monstruo de la crisis, en un momento marcado por la aprobación de la reforma económica con el objetivo de rebajar el riesgo en el sistema financiero, desde uno de las principales puestos en el Consejo de Asesores del Presidente para la Recuperación Económica, y después le aconsejó desde el Consejo sobre Empleo y Competitividad.

"Trabajar cada día en nombre de los estadounidenses ha sido un privilegio único, particularmente en un momento tan histórico", asegura Goolsbee. El asesor se ha mostrado "deseoso de volver a su hogar en Chicago" y asegura que siempre estará "orgulloso" de los años que ha pasado "trabajando para este presidente".

Obama tiene en la economía el asunto más vulnerable de su agenda política con vistas a la reelección del próximo año. Tiene que convencer a los votantes que sus políticas tienen éxito. Goolsbee, que ha estado con Obama durante su campaña para el Senado en 2004 y para la presidencia en 2008, ha sido hasta la fecha uno de los asesores de la Administración con mayor visibilidad en los medios de comunicación. Su pérdida supone un vacío difícil de reemplazar. Desde su cátedra de Chicago, Goolsbee apoyará la campaña de reelección de Obama.

La Casa Blanca se plantea nombrar este verano a un sucesor de Goolsbee, que tendrá que ser ratificado por el Senado, y maneja los nombres de varios economistas que se mueven en el ámbito académico, según indicó la edición digital del New York Times cintado fuentes del Gobierno.