Irán irrita a Alemania al prohibir a Merkel atravesar su espacio aéreo

El avión de la canciller, que se dirigía a India, tuvo que sobrevolar Turquía durante hora y media hasta lograr el permiso.- "Es una falta de respeto que no estamos dispuestos a tolerar", dice el ministro de Exteriores

El viaje de Angela Merkel a India ha derivado en un incidente diplomático con Irán. Ocurrió la madrugada de este lunes, cuando este país prohibió atravesar su espacio aéreo al avión de la canciller alemana, que se dirigía a Nueva Delhi para iniciar su visita oficial a primera hora de la mañana. Según Berlín, se habían solicitado todos los permisos pertinentes, pero las autoridades aéreas iraníes lo negaron y obligaron al aparato a desviarse hacia Turquía y dar vueltas durante una hora y media, el tiempo que necesitó el equipo de la mandataria para lograr la luz verde de Teherán. El portavoz del Gobierno de Merkel, Steffen Seibert, asegura que incluso se pensó en aterrizar en Ankara ante el temor de que la gasolina se acabara.

El episodio, que habría sido anecdótico si no estuviera implicado Irán -país sometido a sanciones internacionales por su programa nuclear-, ha desatado la cólera de Berlín. "Es una falta de respeto hacia Alemania que no estamos dispuestos a tolerar", ha declarado el ministro germano de Exteriores, Guido Westerwelle, que considera que la actuación "atenta contra todos los usos internacionales" y ha convocado al embajador de Teherán para pedirle explicaciones. Este, de momento, se ha limitado a ofrecer "razones técnicas y organizativas".

Un factor lleva a considerar a Berlín que el bloqueo no se debió a problema técnico o un mero malentendido: un segundo avión que llevaba a ministros y secretarios alemanes atravesó Irán sin problemas poco antes de que intentara hacerlo el de Merkel.

Merkel, no obstante, no ha querido echar más leña al fuego y en su primera comparecencia tras aterrizar en India, conjunta con el primer ministro Manmohan Singh, ha asegurado estar "muy contenta por haber llegado sin obstáculos". "Todo ha terminado bien y hemos podido celebrar la cumbre germano-india, que es lo más importante", ha subrayado.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer indio, Manmohan Singh, durante su encuentro en Nueva Delhi.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer indio, Manmohan Singh, durante su encuentro en Nueva Delhi.RAVEENDRAN / AFP
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS