Netanyahu rechaza el plan de paz propuesto por Obama

El primer ministro de Israel se muestra favorable a asumir "concesiones dolorosas" y advierte que Jerusalén no será dividida

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha advertido ante el Congreso de Estados Unidos que Jerusalén no será dividida y seguirá siendo la capital de Israel en caso de un acuerdo de paz con los palestinos y ha defendido que la cuestión de los refugiados palestinos sólo podrá resolverse fuera de las fronteras israelíes.

Aunque ha asegurado que Israel está dispuesto a realizar "concesiones dolorosas" y renunciar a parte de las tierras de sus antepasados, Netanyahu se ha mostrado tajante al defender que no se puede volver a las fronteras de 1967 y en reclamar que el futuro Estado palestino esté completamente desmilitarizado.

Asimismo, ha descartado negociar con Hamás tras el acuerdo de reconcilación entre el grupo islamista y el movimiento Al Fatá del presidente palestino, Mahmud Abbas, al que ha invitado a romper dicho pacto.

Más información

El discurso ante ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos se produce en un momento de claro desacuerdo con Washington después de que la semana pasada rechazara la visión del presidente Barack Obama de reabrir las negociaciones para la creación de un Estado palestino en Cisjordania y la Franja de Gaza con base en las fronteras de 1967.

Proceso de paz en el aire

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Por otra parte, el primer ministro palestino, Salam Fayyad, se encuentra en "buen estado" tras sufrir ayer un ataque cardíaco durante una visita a Estados Unidos, según informa elhospital en Houston (Texas) donde ha sido atendido. Una portavoz del Centro Médico Seton ha dicho a la prensa que "la condición del señor Fayyad es buena", después de que el diplomático sufriera un ataqueal corazónel domingo mientras asistía a la graduación de su hijo en una universidad en Austin. Las autoridades médicas habían indicado anteriormente que Fayyad podría ser dado de alta en un par de días. El primer ministro palestino fue sometido a un cateterismo cardíaco, en un procedimiento que consiste en pasar una sonda delgada y flexible (catéter) hasta el lado derecho o izquierdo del corazón.

El futuro de Fayyad como primer ministro se mantiene en el aire a la espera de la formación del nuevo Gobierno fruto del acuerdo de reconciliación sellado a finales de abril entre por las facciones Al Fatah y Hamás y que establece la convocatoria de elecciones en un año en la Franja de Gaza y Cisjordania. Sin embargo, Fayyad cuenta con apoyo internacional mientras se reanudan los esfuerzos por reactivar las negociaciones de paz para Oriente Próximo. Benjamín Netanyahu ha transmitido a Fayyad una nota en la que le deseó una rápida recuperación, según indica en un comunicado su oficina.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, pronuncia un discurso ante ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, en Washington, el 24 de mayo de 2011.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, pronuncia un discurso ante ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, en Washington, el 24 de mayo de 2011.SAUL LOEB (AFP)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción