Tejas obligará a las mujeres que vayan a abortar a escuchar una descripción del feto

"Es un gran día para los niños nonatos", aseguró un senador republicano cuando se aprobó la ley

El Estado de Tejas, de 25 millones de habitantes, ha puesto una nueva traba a las mujeres que hayan tomado la decisión de abortar. Apelando a los sentimientos maternos, los republicanos en el Congreso estatal aprobaron la semana pasada una norma por la cual cualquier mujer a punto de abortar en una clínica deberá mirar una ecografía de su feto y escuchar una descripción detallada de él realizada por un médico, que le indicará dónde está su cabeza, sus articulaciones, brazos y órganos internos. Posteriormente, la mujer deberá esperar 24 horas para someterse al aborto. El gobernador, el republicano Rick Perry, ratificará la norma en los próximos días.

"Es un gran día para la salud de las mujeres y para los niños nonatos del Estado de Tejas", dijo el pasado 4 de mayo, cuando la norma se aprobó, el senador republicano por Houston, Dan Patrick, que agradeció "a los grupos antiabortistas que ayudaron a redactar esta legislación su inquebrantable apoyo en los últimos cuatro años". "Esta norma mejorará la sanidad de las mujeres en Tejas, y les ofrecerá la información que merecen a través de asesoramiento consentido; sin duda, salvará miles de vidas inocentes".

Un grupo proabortista llevará la nueva ley a los tribunales
Más información
El gobernador de Tejas se postula como candidato republicano para las elecciones de 2012

Son ya una veintena los Estados en EE UU que requieren ecografías previas al aborto. Pero ninguno, excepto Tejas y, previamente, Oklahoma, obligan a la madre a escuchar una descripción detallada del feto. El año pasado Oklahoma aprobó su ley, en la que establecía expresamente que no habría excepciones en caso de incesto o violación. En otra norma aprobada en los mismos días, el Congreso de aquel Estado prohibió a las mujeres que demanden a los ginecólogos tras dar a luz si consideran que estos les ocultaron posibles malformaciones en el feto. En el caso de Tejas, la ecografía es siempre obligatoria, pero se exime de su descripción médica a las víctimas de violación, a las menores y a aquellas madres cuyo feto sufra alguna malformación.

El grupo proabortista Center for Reproductive Rights llevó a los tribunales la ley de Oklahoma por considerar que atenta contra la libertad de las mujeres y el derecho a la libertad de expresión de los médicos. Ha anunciado que tomará medidas similares en el caso de Tejas. Otra agrupación similar, NARAL, emitió un comunicado en el que criticaba que la ley tejana "evite mencionar los duros momentos que ese periodo de espera de 24 horas entre la ecografía y el aborto provocarán sobre aquellas que viven en el 93% de los condados de Tejas que no hay clínicas donde se practican abortos". De hecho", añade, "la ley está diseñada para humillar a las mujeres, como si fueran criaturas bobas, incapaces de tomar decisiones médicas personales y privadas, sin el control paternalista de los legisladores".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Miles de personas participan en una manifestación antiabortista en Washington.
Miles de personas participan en una manifestación antiabortista en Washington.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS