Hamás anuncia un alto el fuego para frenar los ataques de Israel

Al menos tres palestinos mueren a consecuencia de bombardeos en la franja de Gaza en represalia por la agresión islamista a un autobús escolar

El movimiento islamista Hamás ha declarado la noche del jueves un alto el fuego con Israel argumentando que con ello intentan poner fin a la espiral de violencia en la franja de Gaza. A corto plazo, lo que intenta frenar el partido islamista son las represalias de Israel por su reciente ataque a un autobús escolar.

Cinco palestinos han muerto y 35 resultaron heridos el jueves en varios bombardeos aéreos israelíes desencadenados como consecuencia de que el brazo armado de Hamás, las Brigadas de Azedín Al Kasen, atacara con un cohete anticarro un autobús que circulaba por territorio de Israel en las proximidades de la frontera con Gaza y en el que resultaron heridos el conductor y un joven.

Más información
La escalada de violencia en Gaza aviva el temor a una incursión israelí
Tres miembros de Hamás mueren en un ataque de Israel
Una docena de palestinos muertos por bombardeos del Ejército israelí en Gaza
Los enfrentamientos se recrudecen en la franja de Gaza

Según un comunicado del ministerio del Interior del movimiento islámico Hamás, responsable de seguridad en Gaza, el movimiento "ha contactado con todas las facciones y grupos armados en la franja para informarles de la declaración de un alto el fuego a partir de las 23.00 horas (22 horas en la España peninsular).

Una jornada de represalias

Bombardeos desde aviones y helicópteros, disparos de artillería procedentes de blindados y el lanzamiento de cohetes artesanales fueron algunas de las armas empleadas el jueves por el Ejército israelí y los grupos armados que operan en la franja de Gaza. Israel ha asegurado que ha funcionado su nuevo sistema antimisiles para proteger el sureste israelí e interceptar proyectiles desde Gaza.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El fuego cruzado que no ha cesado en las últimas semanas, se intensificó después de que un proyectil lanzado desde la franja impactara contra un autobús escolar en el sur de Israel. Un adolescente israelí de 16 años fue gravemente herido. Poco después, el ministro de Defensa, Ehud Barak ordenó al Ejército "reaccionar rápidamente con todos los medios necesarios", indicó el ministerio en un comunicado. Enseguida, los tanques y la aviación del Ejército dispararon contra objetivos en la franja. Un avión F-16 bombardeó un edificio empleado por el movimiento islamista Hamás, al frente del Gobierno en Gaza desde 2007.

La escalada de violencia registrada desde mediados del pasado marzo ha reavivado los temores en la zona a una incursión militar israelí a gran escala como la de finales de 2008 que se saldó con 1.400 palestinos y 13 israelíes muertos.

Soldados israelíes pasan junto a un autobús contra el que impactó un proyectil de mortero disparado desde la Franja de Gaza hacia el sur de Israel, en la carretera entre Kibbutz de Nahal Oz y kibutz Saad.
Soldados israelíes pasan junto a un autobús contra el que impactó un proyectil de mortero disparado desde la Franja de Gaza hacia el sur de Israel, en la carretera entre Kibbutz de Nahal Oz y kibutz Saad.BAZ RATNER (REUTERS)
El humo se eleva desde un campo de entrenamiento de Hamas tras un ataque aéreo israelí al este de la ciudad de Gaza.
El humo se eleva desde un campo de entrenamiento de Hamas tras un ataque aéreo israelí al este de la ciudad de Gaza.ADEL HANA (AP)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS