Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Palestinos e israelíes despiden al 'mártir de la libertad'

La capilla ardiente instalada en el teatro Al Midan de Haifa ha recibido centenares de visitas

Palestinos e israelíes continúan conmocionados tras la muerte de Juliano Mer-Khamis, el director teatral y activista tiroteado el pasado martes en el campo de refugiados de Yenín. Muchos de ellos han desfilado hoy por el teatro Al Midan de la ciudad israelí de Haifa, donde quedó instalado el féretro del artista. "Mártir de la libertad" se leía en un enorme cartel con su rostro instalado junto al ataúd de Mer-Khamis.

Las condolencias han llegado de un lado y del otro de la frontera invisible que divide Israel de los territorios palestinos, lo que constituye una prueba más de la personalidad de este hijo de madre judía y padre palestino dedicado a buscar el entendimiento entre los bandos enemigos.

El cortejo funerario hizo parada en Yalame, el puesto de control de las afueras de Yenín que impide a los palestinos entrar en Israel y viceversa. Allí, le pudieron dar el último adiós los vecinos de la ciudad cisjordana en la que vivió en los últimos años. El cuerpo del carismático director y fundador del Teatro de Libertad de Yenín reposará en el kibutz Ramot Menashe, en la Galilea, donde también yace su madre, una reconocida defensora de los derechos de los palestinos.

Mer-Khamis fue acribillado a balazos en Yenin cuando viajaba en su automóvil. La policía palestina ha anunciado la detención de un sospechoso relacionado con el crimen. Se trata de un residente en el campo de refugiados de Yenín, ex miembro de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, grupo armado del partido gubernamental Fatah. Fuentes de las fuerzas de la seguridad palestina indicaron a la agencia France Press que en la actualidad el detenido está vinculado al movimiento islamista Hamás.

Mer-Khamis había recibido en el pasado amenazas de grupos radicales palestinos que no veían con buenos ojos que un israelí organizara obras de teatro y talleres para los jóvenes refugiados de Yenín.