Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inquietud en Italia por la tripulación de un remolcador retenido en Trípoli

No hay noticias de los ocho marinos italianos, dos indios y un ucranio desde ayer.- Roma dice que no se puede excluir un secuestro. Defensa afirma que está lista para una posible operación de rescate.

Ocho ciudadanos italianos, dos indios y un ucraniano, que forman la tripulación de un remolcador italiano de la empresa Augusta Offshore, de Nápoles, se encuentran retenidos desde ayer en el puerto de Trípoli. Según la agencia ANSA, una patrulla de hombres armados, entre ellos uno que se identificó como el comandante del puerto, bloqueó al remolcador Asso 22 cuando este desembarcó a un grupo de trabajadores libios de NOC, la empresa petrolera libia.

El ministro de Exteriores, Franco Frattini, ha afirmado que Roma no puede excluir que el remolcador haya sido "secuestrado" por las autoridades libias, aunque ha agregado que la valoración podría ser prematura y que Roma "no sabe todavía qué intenciones" habría en la retención.

La impresión creciente en Roma es que se trataría de la primera acción de represalia tomada por Muamar el Gadafi para responder a los bombardeos de la coalición es creciente en medios italianos. El abordaje del remolcador se produjo sobre las 17.00 horas de ayer, coincidiendo con los primeros vuelos de cazas franceses sobre el espacio aéreo libio.

El ministro de Defensa, Ignazio La Russa, ha afirmado que la Capitanía de Nápoles y la Farnesina están siguiendo "atentamente la situación" y ha agregado que, "si es necesaria una intervención, Defensa está lista para evacuar al personal del remolcador con todos los medios posibles".

Los ocho italianos que navegaban en el Asso 22 estarían todavía a bordo del barco, según las últimas informaciones, aunque el comandante Domenico Picone, de la Capitanía del Puerto de Nápoles, ha dicho esta tarde que la nave "ha desaparecido esta mañana de los radares porque tiene apagados los instrumentos de localización".

La tripulación del remolcador Asso 22, de 75 metros de eslora, presta asistencia a las plataformas petrolíferas del mar de Libia, y en marzo de 2009 se dio a conocer en Italia porque salvó de un probable naufragio a una gran patera que portaba más de 350 emigrantes remolcándolos hasta Trípoli. El sindicato CGIL pidió entonces que se concediese la medalla al mérito civil a la tripulación.

Por otro lado, el ministro La Russa ha anunciado hoy que los ocho aviones movilizados por Italia para la operación militar de los aliados en Libia "entrarán en acción hoy bajo las órdenes del mando único central, que está en Nápoles".