Italia despliega a 1.000 marinos y pone en situación de despegue inmediato a varios cazas

El ministro de Defensa niega que Libia tenga misiles capaces de alcanzar territorio italiano: "No llegarían ni a Lampedusa", ha dicho

La bases militares italianas empezaron ayer a recibir aviones de la OTAN mientras el Alto Estado Mayor desplegaba un millar de marinos y cerca de 200 soldados de aviación. La Aeronáutica Nacional puso en situación de despegue inmediato a varios cazas Tornado en la base de Trápani (oeste de Sicilia). En esa misma base, la más cercana a Libia junto a la de Pantelería, fueron dispuestos varios cazas Eurofighter, además de F-16, aviones de vigilancia AWACS y aeronaves Tanker para el suministro en vuelo.

Además, Roma desplegó cinco buques en el Mediterráneo: el cazatorpedero Andrea Doria, especializado en defensa antiaérea y antimisiles; la nave de abastecimiento Etna, la patrullera

Más información
Roma permitirá el uso de todas sus bases

Libra (que lleva ayuda humanitaria a Bengasi), la fragata Euro y el portaaviones Garibaldi. Este último, con seis aviones de combate Harrier de despegue vertical y varios helicópteros, se encontraba anoche en el puerto de Augusta (Sicilia) con varias decenas de soldados especialistas en asalto y acciones antisabotaje a bordo.

El ministro de Defensa, Ignazio La Russa, descartó que Libia tenga misiles capaces de alcanzar territorio italiano ("no llegarían ni a Lampedusa", dijo), y añadió que Roma tenía diez aviones "dispuestos a despegar en 15 minutos" si fuera necesario.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS