Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El borrador de resolución sobre Libia implica a los países árabes en la zona de exclusión

El documento, auspiciado por Reino Unido y Francia, busca sumar apoyos en el Consejo de Seguridad.-Países como Rusia, Alemania y China mantienen sus dudas sobre la eficacia de esta medida

Los países partidarios de la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia buscan vencer las reticencias y sumar apoyos a su borrador de resolución que quieren presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU para que autorice esta misma semana la operación.

Los embajadores de Reino Unido y Líbano han presentado el borrador en una reunión a puerta cerrada después de que la Liga Árabe se posicionara el sábado a favor de vigilar el cielo libio para evitar que los aviones del dictador bombardeen las posiciones rebeldes. En el documento, a cuyo contenido ha tenido acceso la agencia Reuters, se asegura que el Consejo "decide establecer una prohibición a todos los vuelos en el espacio aéreo de Libia para proteger a los civiles". Además, el borrador autoriza a los estados a "tomar todas las medidas necesarias para garantizar su puesto en marcha" y asegura que los países que imponen esta prohibición lo hacen en cooperación con la Liga Árabe y con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

El esbozo de resolución también abre la puerta a tomar medidas militares más allá de la imposición de la zona de exclusión aérea. El documento autoriza explícitamente a "los miembros de la Liga Árabe y otro estados a tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles y a objetivos civiles en Libia".

Dudas en el Consejo de Seguridad

Después de recibir el borrador, los quince estados miembros del Consejo de Seguridad han acordado volver a reunirse este miércoles para analizar "párrafo a párrafo" la resolución, según ha explicado el embajador británico ante la ONU, Mark Lyall Grant. Un portavoz del primer ministro británico David Cameron ha advertido desde Londres que las negociaciones no serán fáciles. "Hay muchos puntos de vista en el Consejo". "Será una negociación difícil", ha vaticinado.

La resolución asimismo contempla la expansion de las sanciones ya aprobadas por el Consejo de Seguridad el pasado 26 de febrero -congelación de fondos, prohibición de viajar para miembros del régimen y embargo de armas- para lograr el bloqueo de todas las cuentas afectas al régimen de Gadafi.

La Casa Blanca ha asegurado esta madrugada (hora española) que el presidente Barack Obama ha abordado la crisis libia y los esfuerzos para sacar adelante una resolución en la ONU durante una reunión con su equipo de seguridad. Algunos miembros clave del Consejo, entre ellos el propio Estados Unidos y, sobre todo, Rusia y Alemania, han expresado serias duras sobre la eficacia de esa zona de exclusión aérea.

Washington no quiere comprometerse con ninguna acción que implique un despliegue militar o el uso de la fuerza sin la participación de los países árabes. EE UU quiere que sean aviones de Ejércitos árabes los que patrullen esa zona y en un momento dado derriben a cazas libios.

El embajador alemán ante La ONU, Peter Wittig, ha asegurado tras la reuinión que su país aún tiene preguntas sin contestar. "Hemos elevado algunas preguntas que creemos que no han sido respondidas del todo, como la participación árabe en esa operación, o si la implementación de esa zona iría contra las intenciones expresadas por la propia Liga Árabe, que ha expresado su deseo de que no haya una intervención extranjera en Libia", ha explicado Wittig.

El embajador libanés Nawaf Salam ha asegurado que no existe tal contradicción como apunta su colega alemán. "La intervención extranjera es otra cosa", ha explicado. "Esperamos que (la zona de exclusion) tenga un efecto disuasorio".

El embajador chino Li Baodong, presidente del Consejo de Seguridad durante este mes, ha insistido en que "algunos miembros siguen teniendo dudas, y necesitan clarificaciones antes de que se tome una decisión". "Como otros miembros, China espera que nuestro colega libanés nos responda a estos interrogantes mañana", ha dicho Li.

Francia, que junto a Reino Unido, auspicia la resolución, ha dicho que espera que el Consejo de Seguridad someta la resolución a votación este miércoles, pero su representante ante la ONU, Gerard Araud, ha expresado dudas al respecto. Antes de la reunion, Araud mostró su impaciencia por la lenta respuesta del Consejo. "Estamos profundamente preocupados por el hecho de que las cosas están empeorando sobre el terreno, las fuerzas de Gadafi avanzan y el consejo sigue sin reaccionar", ha lamentado.