Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el portavoz de Clinton por sus críticas al trato del Pentágono a Manning

El secretario P. J. Crowley señaló que Defensa trató de manera ridícula, contraproducente y estúpida al soldado acusado de filtrar documentos secretos a Wikileaks

Tres días después de decir en una conferencia ante estudiantes que el trato del Pentágono al soldado Bradley Manning es ridículo, contraproducente y estúpido, el portavoz del Departamento de Estado, P. J. Crowley, ha abandonado su cargo este domingo. Crowley criticó las condiciones en que el Departamento de Defensa retiene a Manning, que espera juicio por la filtración de documentos relativos a las guerras de Irak y Afganistán y cables clasificados del departamento de Estado al portal web Wikileaks.

Crowley anunció su dimisión en un comunicado en el que explicaba el por qué de sus críticas: "Mis comentarios sobre las condiciones de detención previa a juicio del soldado Bradley Manning iban dirigidas a destacar el gran impacto estratégico que las acciones discrecionales tomadas por las agencias de seguridad nacional tienen cada día, y su influencia en nuestra posición y liderazgo global".

"Dado el impacto de mis comentarios, de los que asumo toda la responsablidad, he presentado mi dimisión", dice el portavoz, en un comunicado

Reafirmó también su idea de que un trato demasiado duro a Manning podría tener efectos negativos para EE UU en el exterior: "El ejercicio de poder debe ser prudente y acorde con nuestras leyes y valores, dado el complicado contexto actual y la importancia del ecosistema mediático". "Lamento el tener que haber aceptado la dimisión de Philip J. Crowley", dijo en un comunicado la secretaria de Estado, Hillary Clinton. "P. J. ha servido a nuestra nación de forma distinguida durante más de tres décadas, de uniforme y como civil".

Cuando el jueves, en una conferencia en el Massachusetts Institute of Technology, unos estudiantes le preguntaron a Crowley por las condiciones en que Manning se encuentra detenido en una base militar de Virginia, dijo: "Yo estuve 26 años en la Fuerza Aérea. Lo que le está sucediendo a Manning es ridículo, contraproducente y estúpido y no sé por qué lo está haciendo el Departamento de Defensa. Aun así, Manning se halla en el lugar adecuado".

Crowley abrió una crisis con el Pentágono, que considera necesario aislar a Manning en una celda de seis metros cuadrados durante 23 horas al día y que le obliga a dormir desnudo para evitar el riesgo de suicidio. El viernes, preguntado al respecto en una rueda de prensa, el propio presidente Barack Obama tuvo que intervenir y asegurar a la nación que el Pentágono cumpla en el caso de Manning con todos los requerimientos de trato humano y digno que esperaba de él la Casa Blanca.

El Pentágono ha presentado contra Manning diversos cargos, entre ellos el de ayuda al enemigo, castigado normalmente con una pena máxima de muerte. En este caso, el Ejército no pide esa sentencia y se limita a solicitar la cadena perpetua. El soldado fue arrestado en mayo después de confesarle a un hacker que había robado información valiosa y secreta de las redes militares a las que tenía acceso desde la base a la que estaba destinado en Irak. El hacker le delató.

Crowley es un veterano de la administración de Bill Clinton. Fue asistente especial de aquel presidente en materia de defensa y fue miembro del Consejo de Seguridad Nacional. Previamente, había prestado servicio en la Fuerza Aérea durante 26 años, llegando al rango de coronel en 1999. Durante el conflicto de Kosovo, colaboró estrechamente con el que entonces era secretario general de la OTAN, Javier Solana.