Mejía resucita políticamente y volverá a aspirar a la presidencia dominicana

El expresidente divide a su partido al imponerse como candidato para 2012

Hipólito Mejía, expresidente de la República Dominicana (2000-2004), ha resucitado políticamente y será con toda probabilidad el candidato de su partido, el Revolucionario Dominicano (PRD) y el principal de la oposición, en las presidenciales de 2012. Su contrincante en la convención interna celebrada el pasado domingo, Miguel Vargas Maldonado, ministro durante el gobierno de Mejía y actual presidente del partido, se resiste a reconocer la derrota y alega que el proceso estuvo viciado.

A falta de proclamación oficial, bajo el eslogan de "Llegó papá", fue declarado ganador del proceso el pasado lunes por una comisión organizadora que el miércoles dio a conocer los resultados, a pesar de que aún faltaba por escrutar el 16,5% de los centros de votación. Según los datos facilitados, Hipólito Mejía venció con un 53,34% de los votos frente al 46,66% de Vargas Maldonado.

En las primarias podían votar los militantes, pero también y cualquier dominicano que no estuviera registrado en otro partido. La resistencia del presidente del PRD a acatar los resultados se fundamenta en que, del aproximadamente un millón de votantes, más de 200.000 eran miembros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en el poder. Además, ha acusado al presidente de la comisión organizadora, Emmanuel Esquea Guerrero, de haber actuado de forma unilateral y haber violado los procedimientos de la organización al dar a conocer los resultados y declarar ganador a Mejía. Una comisión interna investigará las denuncias de Vargas Maldonado. Tiene una semana para emitir un informe que el máximo dirigente de la organización dice que acatará.

Llamamientos a la unidad

La crisis ha vuelto a asomarse a un proceso interno del PRD, algo que se veía venir. Cada contendiente venía publicando sus propias encuestas sobre las primarias hasta el punto de que, el pasado viernes, tuvieron que firmar un acuerdo para aceptar los resultados de las votaciones. A la postre, no ha servido de nada. Problemas parecidos los vivió el partido en las primarias para las elecciones de 2000 y 2008.

En la anterior ocasión Miguel Vargas Maldonado fue acusado de compra de votos. En todos los casos, los llamados a la unidad, que también se producen ahora, han terminado imponiéndose.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Las posibilidades de que el informe de la comisión investigadora pueda llevar al Comité Político Nacional a invalidar la convención son remotas. De ahí que se esté presentando a Hipólito Mejía como candidato del PRD, una resurrección que los analistas achacaban estos días a dos factores. Por un lado, errores cometidos por Vargas Maldonado y su equipo durante la precampaña. Por otro, la preferencia que podría tener el partido oficial, el PLD, sin candidato aún, en competir contra Mejía en 2012.

El PLD sigue presentando a Mejía como el principal culpable de la crisis económica de 2003. Su gobierno optó por salvar con fondos públicos a los ahorradores del Banco Intercontinental (Baninter), en el que se detectó un fraude de unos 2.200 millones de dólares. Dicha acción trajo consigo altos niveles de inflación, el crecimiento del desempleo y la pobreza y una fuerte devaluación del peso dominicano, entre otras consecuencias. El resultado fue la derrota de Mejía en las presidenciales de 2004 frente al hoy presidente Leonel Fernández y su retiro de la política activa hasta hace poco más de dos años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción