Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gadafi insta a la ONU y a la OTAN a que demuestren la muerte de inocentes en Libia

En su tercer discurso televisado, el líder libio denuncia "una conspiración para hacerse con el petróleo y las tierras libias".-"Miles de personas morirán si fuerzas de EE UU o la OTAN entran en Libia", amenaza

Gadafi insta a la ONU y a la OTAN a que demuestren la muerte de inocentes en Libia
EL PAÍS

Muamar el Gadafi, que ostenta el poder absoluto desde hace 42 años, no es el presidente de Libia, por lo que no puede dimitir de ningún cargo. Y en el país magrebí, roto en dos por un levantamiento popular que ha desatado una dura represión y un éxodo sin precedentes, no hay problemas internos. En su tercera intervención televisada desde que estallaron las revueltas, el dictador libio, más relajado que nunca, ha trazado un panorama surrealista de la situación que atraviesa su país.

El coronel, acorralado por la comunidad internacional que le exige su renuncia y por los rebeldes que ganan terreno en su camino hacia Trípoli, ha vuelto a acusar a Al Qaeda y al terrorismo internacional de estar detrás del inicio de las revueltas que han puesto contra las cuerdas a su régimen. Pero no ha dado muestras de rendirse: "Vamos a luchar hasta la última gota de sangre contra el terrorismo en Libia, pulgada a pulgada".

Ante un grupo reducido de fieles en Trípoli que coreaban "Muamar es el único lider", el presidente libio ha desafiado a la ONU y la OTAN al pedirles que abran una investigación y aporten pruebas de los presuntos crímenes de guerra que le imputan. "Os emplazo a demostrar la muerte de manifestantes pacíficos. En América, en Francia o en cualquier otro lugar, si la gente ataca instalaciones militares e intenta robar armas, son disparadas". Gadafi considera que detrás del alzamiento se esconde "una conspiración para controlar el petróleo y el territorio libio".

La sangre derramada en las protestas tampoco es la misma para Gadafi que para la comunidad internacional. El líder libio ha dicho que las cifras de muertos son exageradas y ha sugerido que solo 150 personas han muerto. Fuentes independientes de ONG y organismos internacionales estiman que 2.000 personas han perdido la vida en dos semanas de conflicto. "No hay protestas en el este del país", ha dicho Gadafi, que ha atribuido a "células durmientes de Al Qaeda" la inestabilidad en esa zona de Libia. Además, ha vuelto a acusar a la prensa internacional de no informar de lo que está ocurriendo en el país. "Las noticias salen de agencias que no tienen corresponsales en Libia", ha dicho.

Sobre el destino de los pozos petrolíferos en Libia, que representan la mayor riqueza del país, Gadafi ha dicho que están seguros pero que las empresas extranjeras que los explotan están preocupadas por los "gansters armados". "Los terroristas han obligado a las compañías petroleras a parar su producción, que ahora es muy baja", ha reconocido.

Luego ha elevado el tono de sus amenazas al asegurar que cualquier intervención militar en Libia desencadenará la muerte de miles de libios. "¿Acaso quieren convertirnos en esclavos otra vez, como cuando fuimos esclavos de los italianos?", se ha preguntado Gadafi. "Nunca lo aceptaremos. Entraríamos en una guerra sangrienta y miles y miles de libios morirían si Estados Unidos o la OTAN nos atacan".