Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los insurgentes controlan Misrata tras repeler varios ataques de las fuerzas leales a Gadafi

Los rebeldes derriban un helicóptero y capturan a su tripulación.-El Ejército emplea armamento pesado en su castigo a los disidentes atrincherados en la ciudad

Avance del levantamiento popular.
Avance del levantamiento popular. EL PAÍS

Los rebeldes que luchan para terminar con 40 años de dictadura de Muamar el Gadafi en Libia siguen sumando victorias militares en su avance hacia Trípoli, último bastión del régimen libio. Después de tomar la ciudad de Zauiya, situada 50 kilómetros al oste de la capital, los insurgentes parecen haberse hecho fuertes en Misrata, 200 kilómetros al este de Trípoli. Los opositores a Gadafi en la tercera ciudad con más población del país han logrado repeler en las últimas horas varios contraataques de las fuerzas leales al dictador, que todavía siguen acantonadas a las afueras de la ciudad. Además, han derribado un helicóptero y capturado a sus tripulantes, según testigos citados por Reuters.

Al parecer, fieles de Gadafi habrían disparado contra los insurgentes causando dos víctimas y un herido grave, según ha contado un testigo por teléfono a la agencia AFP. "Los habitantes controlan la ciudad. Pero no están armados y estamos cercados por las fuerzas de Gadafi", ha dicho.

Un miembro de la coalición revolucionaria que gobierna Bengasi, la capital de los rebeldes, ha asegurado a la cadena de televisión Al Arabiya que realmente han sido dos los helicópteros derribados en los alrededores de Misrata, aunque este extremo no ha podido ser confirmado por ninguna otra fuente. Abdel Baset Merziq ha explicado que el primer aparato fue abatido antes de disparar, pero que el segundo lanzó tres misiles, que no causaron víctimas, antes de ser destruido. Este responsable ha asegurado que los helicópteros intentaban bombardear la sede de la radio local, utilizada por los rebeldes para difundir a la población mensajes de ánimo y contra Gadafi.

La batalla más encarnizada, con todo, se está librando en las instalaciones del aeropuerto militar de Misrata, donde los combates son intensos este lunes. "Los choques por el control de la base militar se desencadenaron anoche y todavía continúan. Las fuerzas de Gadafi solo controlan una pequeña porción de la base. Los rebeldes controlan el resto y los almacenes donde se guarda la munición", ha relatado el mismo testigo a la agencia británica.

Otro testigo contactado por la BBC asegura que el Ejército de Gadafi está empleando armamento pesado contra los disidentes atrincherados en Misrata. "Están disparando con antiaéreos, no son simples disparos de arma ligera", ha declarado un médico local. "No podemos enviar ninguna ambulancia porque también disparan contra ellas", ha añadido.

Por su parte, el activista político Meftah Abdelhamid ha asegurado al canal catarí Al Yazira que Misrata está bajo control de los rebeldes desde hace más de una semana. Abelhamid ha señalado que un batallón dirigido por uno de los hijos de Gadafi ha ocupado una escuela de la aviación militar, al suroeste de la ciudad, y mantiene en su poder como rehenes a numerosos estudiantes. El activista ha añadido que los rebeldes lanzan regularmente ataques contra ese batallón, sin que hayan podido hasta el momento liberar a los rehenes.