Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide la dimisión de Berlusconi

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, expresa su preocupación por la situación política en Italia. "El hecho de que sean tres magistradas las que juzguen al primer ministro por prostitución de menores es justicia divina", afirma la revista católica 'Famiglia Cristiana'

Tras el envío a juicio por prostitución de menores del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se ha desatado una tormenta de reacciones políticas en el país. El vicepresidente del Partido Democrático (PD) en la Cámara de los Diputados, Alessandro Maran, ha afirmado que Berlusconi debe dimitir y le ha pedido que "libere a Italia del ridículo ante el mundo".

Por su parte, el presidente del PD, Darío Franceschini, ha pedido al primer ministro que "se presente ante los tribunales" ya que "proclama que es inocente". En opinión de otro partido de la oposición, Italia de los Valores, Berlusconi debería defenderse ante los tribunales "como ciudadano y no como primer ministro" para evitar "implicar mediáticamente al Gobierno" en un proceso que "no hará ningún bien a la imagen de Italia", en especial "en el escenario internacional".

La juez de instrucción del Tribunal de Milán, Cristina Di Censo, ha decidido hoy que se juzgue de forma inmediata a Berlusconi por prostitución de menores y abuso de poder en el llamado caso Ruby y ha convocado la primera audiencia del juicio para el próximo 6 de abril. En una primera reacción recogida por los medios de comunicación italianos, el abogado de Berlusconi, Piero Longo, ha asegurado que no se esperaban "nada distinto" a la decisión anunciada.

"Pedimos su dimisión porque es una situación insostenible", ha dicho el secretario del PD, Pier Luigi Bersani. "No nos ocupamos de delitos -afirmó- porque esto es labor de la magistratura, ni nos ocupamos de los pecados porque de ellos se ocupa la Iglesia. Nos ocupamos de Italia y no queremos que Italia esté a la deriva". Por su parte, la vicepresidenta de la Asamblea Nacional del PD, Marina Sereni, se preguntó: "¿Qué debe ocurrir ahora para que Berlusconi dimita?"

El ministro de Justicia, Angelino Alfano, ha afirmado que "el hecho de que la juez de Milán haya decidido el juicio inmediato del primer ministro significa que no ha tenido en cuenta la votación de la Cámara de los Diputados", que declaró incompetente a la Fiscalía de Milán para investigar el caso. Alfano ha subrayado que "éste es un hecho que afecta a la autonomía, a la soberanía y la independencia del Parlamento". La Cámara de los Diputados decidió que la Fiscalía de Milán era incompetente porque, según la tesis defendida por el partido gubernamental Pueblo de la Libertad (PDL), Berlusconi había actuado por "motivos institucionales" cuando intervino ante la Policía de Milán para liberar a Kharima Ruby El Mahroug, por lo que debería juzgarle el Tribunal de Ministros.

El líder de Italia de los Valores, el ex magistrado Antonio Di Pietro ha tachado las palabras de Alfano de "gravísimas" y "subversivas". "Los jueces están sujetos sólo a la ley y no al primer ministro y, además, la obligatoriedad de la acción penal todavía no ha sido abolida", ha afirmado Di Pietro. Por su parte, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, ha vuelto a expresar su preocupación por la situación política en Italia, sin mencionar expresamente a Berlusconi. Los actuales son "tiempos difíciles, por tanto ruido y tantos motivos de ansiedad que vivimos", ha señalado.

La "justicia divina" de las mujeres

El hecho de que sean tres juezas las que juzguen al primer ministro por supuesta incitación a la prostitución de menores es "justicia divina", ha afirmado hoy la revista católica Famiglia Cristiana tras conocer la decisión de una jueza de Milán. Para el semanario de la Sociedad de San Pablo, la noticia no es que Berlusconi vaya a ser juzgado de manera inmediata por supuesta incitación a la prostitución, "ya que se daba por hecho", sino que sean tres mujeres las que conformen el tribunal milanés que le juzgará a partir del próximo 6 de abril. "La sentencia estará en manos de tres mujeres y viene inmediatamente a la mente la Némesis (justicia divina). Tú, Berlusconi, te has servido de mala manera de las mujeres y las mismas mujeres harán ahora justicia", ha subrayado Famiglia Cristiana.

Berlusconi, que ha cancelado este martes su comparecencia en Sicilia sobre la llegada masiva de inmigrantes tunecinos a las costas italianas, tiene pendiente en la Corte de Milán otros dos juicios: el llamado caso Mills, en el que se le acusa de corrupción en acto judicial, que se reanudará el próximo 11 de marzo, así como el proceso Mediaset, en el que está imputado por un supuesto fraude fiscal, que se retomará el próximo 28 de febrero.