Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy elogia la "decisión valiente y necesaria" de Mubarak

El presidente francés envía un mensaje a los egipcios, animánoles a "seguir sin violencia su marcha hacia la libertad". -"Somos testigos de un cambio histórico", sentencia Angela Merkel. -Cameron califica lo ocurrido de "extraordinario"

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, saludó la decisión "valiente y necesaria" de su homólogo egipcio, Hosni Mubarak, que anunció hoy su dimisión, y pidió elecciones "libres y transparentes". Francia "rinde homenaje a esta decisión valiente y necesaria", declaró Sarkozy en un comunicado en el que agregó que espera "fervorosamente que las nuevas autoridades egipcias tomen las medidas que conduzcan al establecimiento de instituciones democráticas". El mandatario galo también ha enviado un mensaje a los egipcios, animánoles a "seguir sin violencia su marcha hacia la libertad"

En el mundo entero se suceden las reacciones, incluidas las de algunos jefes de Gobierno. Así, la canciller alemana, Angela Merkel, ha declarado: "Hoy es un día de gran alegría, pues todos somos testigos de un cambio histórico. Comparto la alegría de la gente de Egipto, de los millones de personas que están en las calles".

También David Cameron, primer ministro británico, ha hecho pública su opinión, calificando este día de "extraordinario". "Ha sido magnífico, particularmente para los que han hablado de forma tan valiente y pacífica para lograr un cambio en el país", ha subrayado.

España ha dado su opinión por boca de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, que ha calificado de "histórico" que el pueblo egipcio haya tomado "las riendas de su propio destino". Cree Jiménez que la renuncia del presidente egipcio, Hosni Mubarak, "facilitará una transición más rápida hacia la democracia". En una breve comparecencia ante los medios de comunicación en el Palacio de Viana, la ministra ha querido destacar en sus primeras palabras que este acontecimiento "de gran trascendencia" se haya "conseguido" con "manifestaciones pacíficas" de los ciudadanos, que han demostrado "una gran madurez democrática" porque a pesar de pasar largas jornadas en la calle "nunca ha habido un momento de violencia".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha calificado el momento, igual que el resto de mandatarios, de "histórico" y ha pedido una transición "transparente, ordenada y pacífica" en Egipto. "La voz de los egipcios, en particular de los jóvenes, ha sido escuchada y son ellos los que deben determinar el futuro" del país, ha señalado.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, por su parte, ha afirmado que Canadá respeta la "decisión del presidente Mubarak" de abandonar el poder y que apoyará al país árabe para que mantenga "los tratados de paz en el Oriente Medio". "El futuro de Egipto lo tienen que decidir los egipcios", ha dicho a través de un comunicado.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha asegurado que el hasta ahora presidente de Egipto, Hosni Mubarak, ha "escuchado" la voz de su pueblo al dejar su cargo y entregar el poder al ejército. Mubarak "ha escuchado las voces del pueblo egipcio y ha abierto la vía a unas reformas más rápidas y profundas", indicó Ashton en un comunicado. La alta representante europea ha afirmado que "respeta" la decisión tomada por Mubarak y confia en que se acelere el diálogo abierto y que éste lleve a formar un gobierno representativo que respete las aspiraciones de los egipcios.

El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, ha celebrado el "histórico" día que vive Egipto y el cambio "pacífico, duradero y democrático" que empieza el país con la salida del poder de su líder, Hosni Mubarak, al tiempo que ha pedido al Ejército que mantenga su papel "constructivo" en el "proceso de democratización". "Hoy se ha escuchado la voz del pueblo egipcio. Ha prevalecido la responsabilidad política y la decisión tomada por el presidente Mubarak debería facilitar la transición democrática sin más violencia", ha declarado Buzek en un comunicado. Buzek se ha mostrado convencido de que se trata de un día "histórico" de cambio "pacífico, duradero y democrático" y ha confirmado su apoyo "total" a las aspiraciones del pueblo egipcio. "Nosotros, el pueblo de Europa, estamos de su lado y ofrecemos nuestro apoyo en respuesta a su llamada", ha afirmado.

También ha destacado la voluntad de los ciudadanos de que "el antiguo régimen sea desmantelado" y ha considerado que es "esencial" que se forme un nuevo Gobierno "que incluya a todas las fuerzas democráticas" para permitir una transición de la que ahora se produce "sólo el principio de un largo camino".

El secretario general de la Liga Arabe, el egipcio Amr Musa, ha dado la bienvenida a lo que ha dado en llamar como "revolución blanca" después de que el presidente egipcio, Hosni Mubarak, haya dimitido, pero no ha querido precisar si optará a la presidencia en el futuro. "Confío en que el futuro forje un consenso nacional en el periodo que comienza. Hay una gran oportunidad ahora y se ha abierto una ventana después de esta revolución blanca y de la concesión del presidente", ha declarado a la cadena Al Arabiya.

Preguntado sobre si le interesaría presentarse a la presidencia, Musa ha defendido que "este no es el momento de hablar de eso". "Como ciudadano egipcio estoy orgulloso de servir a mi país con todos los demás en este momento, para construir un consenso de opinión", se ha limitado a decir Musa, que fue ministro de Exteriores con Mubarak.