Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escenario de las protestas se extiende en El Cairo

Los manifestantes se concentran frente a la televisión estatal y al palacio presidencial

Las manifestaciones en El Cairo, lejos de disolverse -como ha pedido el Ejército en un comunicado decepcionante para el pueblo- se han extendido a otros puntos de la ciudad.

La plaza Tahrir (Liberación), símbolo de la lucha pacífica del pueblo contra la opresión y la dictadura de Mubarak, sigue siendo el epicentro de las protestas. Cientos de miles de personas se han unido desde primera hora de la mañana a quienes llevan días acampados en el centro de la explanada. Hoy hay convocado un nuevo viernes de la ira y la plaza está a rebosar. Banderas egipcias y eslóganes contra el presidente dibujan el paisaje en un día en el que la oposición espera que al menos 20 millones de ciudadanos salgan a la calle por todo el país para expresar su descontento.

Desde que empezaron el 25 de enero, las protestas se han vivido además en algunos lugares aledaños a la plaza, como los puentes de acceso, el Museo Egipcio, la Embajada de EE UU y el Parlamento, donde también han acampado los manifestantes. Los últimos mensajes televisados del presidente Mubarak, anoche, y del Ejército, esta mañana, han enardecido y frustrado los ánimos de los manifestantes, que tenían sus esperanzas puestas en esos comunicados. Decepcionados y furiosos, los antiMubarak han acudido a la sede de la televisión y radio estatales, cercana a Tahrir. El edificio está protegido por alambres de espino y un cordón formado por tanques, pero esto no ha impedido que los manifestantes lo rodeen y traten de impedir que los trabajadores accedan a las instalaciones.

Cientos de manifestantes están también desde ayer frente al palacio presidencial, a unos 17 kilómetros de la plaza de la Liberación. Según cuenta Al Yazira, hoy se están viviendo escenas de tensión entre los antigubernamentales y las fuerzas armadas, desplegadas para protegerlo.