Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las protestas contra Berlusconi llegan a Arcore

Dos detenidos y varios contusionados cuando un grupo de jóvenes ha chocado con la policía cerca de la villa San Martino

Las manifestaciones para pedir la dimisión de Silvio Berlusconi han llegado hoy hasta Arcore, escenario principal de las fiestas del primer ministro. La marcha convocada por el Pueblo Violeta de Milán ha reunido a algunos cientos de personas y ha acabado con dos detenidos y varios heridos leves, por el lanzamiento de objetos de algunos manifestantes contra la policía, que ha respondido cargando en la calle que lleva a Villa San Martino, la casa del primer ministro. Hay algunos agentes contusionados y dos heridos leves, según los medios locales.

La marcha había sido pacífica y más bien irónica hasta ese momento de tensión; la gente portaba carteles con leyendas satíricas como "Fuera las prostitutas del Estado", "Limpiemos la putocracia", o "Ci Ruby la dignità" (Nos robas la dignidad). Sin faltar una bandera tricolor con unas bragas en el centro.

Los jóvenes del Pueblo Violeta, un movimiento surgido en la Red hace dos años, llevan meses pidiendo la dimisión de Berlusconi, y ahora han revitalizado su protesta coincidiendo con la ola de indignación producida por la investigación judicial de los fiscales de Milán, que atribuyen a Berlusconi dos presuntos delitos de prostitución de menores y cohecho.

El próximo sábado, una plataforma de mujeres ha convocado una nueva manifestación en Milán, donde ayer varios intelectuales pidieron la renuncia del primer ministro. Varias ciudades han celebrado también caceroladas, como Florencia este sábado.

La Fiscalía actúa mañana o pasado

El lunes o el martes como muy tarde, según anunció la Fiscalía, esta solicitará al juez de instrucción el envío a juicio inmediato de Berlusconi bajo un cargo de cohecho, que en un segundo momento afrontará el proceso por prostitución de menores y que además debe en las próximas semanas otros tres juicios por sobornar a un testigo judicial (caso Mills) y por corrupción y evasión fiscal (casos Mediatrade.

La mayoría de centro derecha ha criticado hoy la manifestación de Arcore y ha señalado que es un intento de radicalizar el enfrentamiento político. Berlusconi confía en aprobar de forma rápida una ley que le permita escapar de la acción de la justicia, aunque todavía no está clara la modalidad que elegirán sus asesores.