Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Documento de la vicepresidencia egipcia al término de las reuniones con la oposición

El vicepresidente [Omar Suleimán] ha mantenido una serie de reuniones con representantes de todo el espectro de fuerzas y partidos políticos, así como con jóvenes del movimiento del 25 de enero. La reunión ha llegado a los siguientes acuerdos:

Todos los participantes en el diálogo han expresado su aprecio y respeto al movimiento del 25 de enero y la necesidad de afrontar seriamente, expeditivamente y con honestidad la actual crisis que atraviesa la nación, las demandas legítimas de los jóvenes del 25 de enero y de otras fuerzas políticas, con un compromiso de legitimidad constitucional y de afrontar los retos y peligros que afronta Egipto como resultado de esta crisis, incluyendo: La falta de seguridad para la población; la alteración de la vida cotidiana; la parálisis de los servicios públicos; la suspensión de las clases en universidades y colegios; los retrasos logísticos en la distribución de bienes esenciales a la población; los peligros y las pérdidas para la economía egipcia; los intentos de ingerencia extranjera en asuntos internos y la violación de la seguridad llevada a cabo por elementos extranjeros para socavar la estabilidad, siempre reconociendo que el movimiento del 25 de enero es un movimiento honorable y patriótico.

Los participantes en el diálogo nacional han cerrado una serie de acuerdos políticos y medidas legislativas y constitucionales, las cuales han sido adoptadas por consenso y con naturaleza temporal hasta la elección de un nuevo presidente y el final del actual periodo presisdencial, incluyendo:

Primero: Hacer realidad los compromisos anunciados por el presidente en su discurso a la nación del pasado 1 de febrero de 2011:

1. El presidente [Mubarak] no se presentará a un nuevo mandato

2. Una transición pacífica en el actual marco constitucional

3. La introducción de enmiendas constitucionales a los artículos 76 y 77, y otras enmiendas constitucionales necesarias para un traspaso pacífico de autoridad

4. Enmiendas legislativas relacionadas con las enmiendas a la Constitución

5. Implementación de los fallos de la Corte de Casación

6. Persecución de la corrupción y la apertura de una investigación contra los responsables de socavar la seguridad

7. Restaurar la seguridad y la estabilidad de la nación, y encargar a las fuerzas policiales que asuman de nuevo su papel de servir y proteger a las personas

Segundo: Para materializar estos compromisos se llevarán a cabo las siguientes medidas:

1. Se formará un comité con miembros de la autoridad judicial y una serie de representantes políticos para estudiar y recomendar las enmiendas constitucionales a las leyes complementarias a la constutucion que tendrán que estar listas para la primera semana de marzo

2. El Gobierno anuncia la creación de una oficina para recibir quejas, al tiempo que se compromete a liberar de manera inmediata a los presos de conciencia cualesquiera que sean sus creencias. El Gobierno se compromete asismismo a no perseguirles o limitarles el ejercicio de la actividad política

3. Los medios y los canales de comunicación serán liberalizados y no se les impondrá ninguna restricción al margen de la ley

4. Las agencias de supervision y judiciales tendrán que continuar con la persecución de personas implicadas en corrupción, así como perseguir a aquellas personas responsables del reciente colapso de la seguridad

5. El estado de emergencia será levantado en función de la evolución de la seguridad y cuando acaben las amenazas a la seguridad de la sociedad egipcia

6. Todos los participantes han expresado su rechazo absoluto a cualquier clase de intervención extranjera en asuntos internos egipcios.

Tercero: Se constituirá un comité nacional de seguimiento compuesto por personalidades públicas e independientes, así como por representantes de los movimientos juveniles. Dicho comité controlará la puesta en marcha de los acuerdos adoptados por consenso.

Además, todos los participantes aplauden el patriótico y leal papel jugado por las fuerzas armadas en una situación tan sensible, y le instan a continuar con ese papel para restaurar la calma, la seguridad y la estabilidad, y para garantizar la puesta en marcha del consenso y el entendimiento salidos de estos encuentros.