Decenas de muertos por la violencia tras las elecciones en Costa de Marfil

El embajador estadounidense en el país africano asegura que hay 200 asesinados.- La ONU los cifra en 173 y al menos 90 torturados

Decenas de personas han muerto en Costa de Marfil desde las disputadas elecciones del 28 de noviembre. La situación es cada vez más tensa y la comunidad internacional repite sus llamamientos al autoinvestido presidente Laurent Gbagbo para que entregue el poder al ganador Alassane Outtara. Se teme el estallido de una nueva guerra civil, seis años después del fin del conflicto armado que empezó en 2002.

"Tenemos informes creíbles de que al menos 200 personas han sido asesinadas, hay docenas más torturadas o desaparecidas y otras podrían haber sido secuestradas en sus casas", ha asegurado hoy Betty E. King, embajadora estadounidense en Costa de Marfil, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, reunido en Ginebra. Las Naciones Unidas han dicho que tiene pruebas de por lo menos 173 personas asesinadas entre el 16 y el 21 de diciembre, así como 90 más torturados y 500 de detenidos. Mercenarios de Liberia están ayudando a las tropas de Gbago, al que es leal la mayor parte de las fuerzas armadas.

Más información

Liderado hoy por los Estados africanos, el Consejo ha condenado unánimemente las "atrocidades" en Costa de Marfil y han llamado a la reconciliación nacional. Nigeria, como portavoz de los Estados africanos, dijo que los responsables de derechos humanos del organismo deben investigar los crímenes cometidos y proteger a los civiles.

Un portavoz del Ejército advirtió el miércoles de su apoyo a Gbagbo. "No hay dudas de la cohesión perfecta como hermanos de armas de las fuerzas de defensa y seguridad", dijo en un mensaje televisado. Horas antes, el primer ministro designado por Ouattara, Guillaume Soro, instó a la comunidad internacional a que considere el uso de la fuerza para derrocar a Gbagbo. El ministro de Cooperación francés, Henri de Raincourt, ha asegurado en la Radio France Internacional que cualquier acción debe ser liderada por países africanos.

Tanto EE UU como la Unión Europea han prohibido a Gbago y su círculo cercano viajar a su territorio. Ambos, junto a la ONU, la Unión Africana y el boque ECOWAS de África Occidental han reconocido los resultados de la comisión electoral que dan a Outtara la victoria en las elecciones. El Banco Mundial congeló este miércoles el fondo para el país, aproximadamente 620 millones de euros. Pero Gbagbo no parece sucumbir a la presión e insiste en ser el ganador. La Corte Constitucional de Costa de Marfil, dirigida por uno de sus aliados, ha rechazado miles de votos de distritos afines a Outtara.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, alertó el martes del "riesgo real" de que estalle una nueva guerra civil. El Consejo de Seguridad renovó esta semana el mandato de los 10.000 cascos azules presentes en el país en contra de la postura de Gbagbo, que pide su retirada. El miércoles, Gbagbo había amenazado a las fuerzas de la ONU, cuya salida del país ha solicitado reiteradamente, con tratarlas como si fueran tropas rebeldes.

Lo más visto en...

Top 50