Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU se interpone para evitar el choque civil en Costa de Marfil

Los cascos azules protegen el cuartel general del presidente electo ante el acoso de las tropas leales a Laurent Gbagbo, que se niega a ceder el poder

Soldados de las Fuerzas Nuevas, antiguos rebeldes partidarios de Ouattara, protegen el hotel donde se refugia el líder opositor, al tiempo que cascos azules patrullan la zona.
Soldados de las Fuerzas Nuevas, antiguos rebeldes partidarios de Ouattara, protegen el hotel donde se refugia el líder opositor, al tiempo que cascos azules patrullan la zona. AFP

Costa de Marfil, con dos presidentes autoproclamados tras las elecciones del 28 de noviembre, ha dado un paso más para reanudar la guerra civil que dividió el país entre 2002 y 2007. Los cascos azules se han enfrentado hoy a disparos con la policía cuando los agentes trataron de cercar el Hotel Golf de Abiyán-la ciudad más poblada-, donde se encontraba Alassane Ouattara, investido presidente con la aprobación de la comunidad internacional. La policía apoya a Laurent Gbagbo, gobernante de Costa de Marfil desde el año 2000 que reclama la victoria en las elecciones y ha jurado el cargo por otros cinco años pese a la fuerte oposición interna y el rechazo internacional.

El incidente ocurrió pese a las advertencias de Philippe Mangou, jefe del Estado Mayor marfileño, a la Operación de la ONU en Costa de Marfil (ONUCI) de que se mantuvieran al margen del conflicto postelectoral. La Policía Nacional trató de cortar hoy los accesos al Hotel Golf, donde están Ouattara y la mayor parte de su gabinete protegidos por los soldados de la ONUCI. Las milicias de Fuerzas Nuevas, grupo que luchó contra el Gobierno de Gbagbo hasta hace tres años, apoyan a los militares internacionales en la defensa del hotel. Su líder y primer ministro del país, Guillaume Soro, también está dentro del recinto.

El tiroteo comenzó después de que los militares solicitaron a los agentes que permitieran la circulación en las calles que habían cortado. La policía abandonó la zona dejando detrás sus equipos, según una fuente en el hotel que no ha informado si ha habido bajas o heridos. Otra fuente del Gobierno ha apuntado que los policías se han retirado para "buscar refuerzos". La ONUCI ha convertido el Hotel Golf en una fortaleza para proteger al considerado presidente electo de Costa de Marfil por la comunidad internacional.

Tanto Naciones Unidas, como la Unión Africana (UA), la Unión Europea, Estados Unidos y otros países han admitido como válidos los resultados electorales anunciados el jueves por la Comisión Electoral Independiente (CEI), que dio la victoria a Ouattara. Según anunció el jueves la CEI, Ouattara obtuvo un 54% de los votos y Gbagbo el 46%, lo que daba la victoria al candidato opositor. Se vislumbra difícil una salida consensuada al conflicto.

Sanciones

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han acordado este lunes iniciar "sin dilación" empezar a preparar sanciones "dirigidas" contra aquellas personas que "obstaculizan el proceso de paz y la reconciliación nacional y, en particular, que pongan en peligro los resultados correctos del proceso electoral" en Costa de Marfil, en referencia clara al presidente en funciones, Laurent Gbagbo, que rechaza reconocer la victoria del candidato opositor, Alassane Ouattara, pese a que la ha avalado la ONU.

Más información