Siete ciclistas mueren atropellados en una autovía de Calabria

Un conductor de 21 años, aparentemente drogado y sin carné, provocó el accidente

Escenario donde ocurrió el accidente donde murieron siete ciclistas italianos
Escenario donde ocurrió el accidente donde murieron siete ciclistas italianosAP

Siete ciclistas que se estaban entrenando la mañana del domingo en una carretera de Calabria (Italia) han perdido la vida y tress más han quedado gravemente heridos en un accidente ocurrido en la carretera estatal 18 Tirrena Inferior, cerca de la localidad de Santa Eufemia de Lamezia Terme.

El accidente ha ocurrido cuando un viejo Mercedes estaba adelantando a otro vehículo y ha atropellado al grupo de ciclistas, que al parecer circulaban en fila india en dirección contraria. Las siete víctimas -que en un principio se informó de que eran ocho, murierin en el acto. El hombre que conducía el coche ha resultado herido leve, y ha sido arrestado en el hospital acusado de homicidio múltiple.

Más información
Un conductor sin seguro ni carné en vigor mata a dos ciclistas y hiere a tres

Las carreteras estatales italianas son equivalentes a las autovías españolas, aunque algunas solo tienen dos líneas blancas de separación en el suelo en vez de un muro.

Según los medios italianos, el conductor es un joven inmigrante de origen marroquí, de 21 años, llamado Chafik Elketani y residente en Gizzeria (Catanzaro). La policía ha afirmado que le había sido retirado el carné de conducir hace siete meses a causa de un adelantamiento peligroso. La policía ha informado de que el conductor ha sido sometido a diversas pruebas en el hospital y ha dado positivo en un test por cannabis.

Con él viajaba un niño de 8 años, al parecer su sobrino, que ha resultado también herido leve. Los tres ciclistas heridos, que están ingresados en el hospital Juan Pablo II de Lamezia Terme, se encuentran en estado grave.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los ciclistas fallecidos, todos hombres y de edades entre los 35 y los 60 años, formaban parte de un equipo aficionado de Sambiase di Lamezia Terme, ligado a un gimnasio local llamado Atlas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS