Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un conductor sin seguro ni carné en vigor mata a dos ciclistas y hiere a tres

Uno de los fallecidos presidía la patronal de industrias químicas de Huelva

Dos ciclistas, de 62 y 52 años, fallecieron ayer arroyados por un coche que les embistió de frente en la carretera N-IV, a la altura de la localidad sevillana de Los Palacios. El conductor era un hombre de 27 años de nacionalidad nigeriana que no tenía seguro ni el carné de conducir vigente. La Guardia Civil le detuvo unas horas después del suceso en el hospital de Valme, en Sevilla, donde había sido trasladado para que le atendieran de las heridas leves que le produjo el choque. Antes, en el mismo lugar del accidente, se le había practicado la prueba de alcoholemia, que dio negativa.

Uno de los fallecidos es Gerardo Rojas, presidente de la Asociación de Industrias Químicas y Básicas de Huelva (AIQB). Casado y padre de dos hijos, Rojas practicaba el ciclismo desde hace 20 años. Salió de la capital onubense el sábado con otros 13 ciclistas, todos miembros del club Los Molinos. Habían preparado una ruta de fin de semana para recorrer los 237 kilómetros que separan Huelva de Ronda (Málaga), donde pensaban llegar ayer.

La Guardia Civil detiene al autor del atropello, que dio negativo en alcohol

El sábado durmieron en Los Palacios y a las nueve de la mañana ya estaban sobre la bicicleta para continuar el viaje. Apenas llevaban pedaleando un cuarto de hora cuando un Renault Twingo que circulaba en la dirección opuesta invadió su carril. El coche golpeó el quitamiedos y, ya sin control, golpeó de frente al grupo de ciclistas, que circulaba por el arcén y al que seguía una furgoneta de apoyo.

Las dos víctimas mortales fallecieron en el acto. Otros tres ciclistas resultaron heridos. Uno presentaba heridas leves y fue atendido en el lugar del accidente por los servicios de emergencias, mientras que los otros dos fueron trasladados al hospital de Valme, donde uno de ellos, de 50 años, recibió el alta a primera hora de la tarde. El otro, de 46 años, tuvo que pasar por el quirófano para ser operado de una pierna.

La Guardia Civil de Utrera se ha hecho cargo de la investigación. Fuentes policiales señalaron que una primera inspección ocular apunta a un despiste del conductor del coche como posible causa del accidente. La Guardia Civil le tuvo que practicar la prueba de alcoholemia mediante una extracción de sangre ya que, según las fuentes, se encontraba en estado de shock.

Algunos de los ciclistas que resultaron ilesos señalaron que el coche circulaba a gran velocidad. "Iba a, al menos, 140 kilómetros por hora, como un bólido" dijo, en declaraciones a Europa Press, el copiloto de la furgoneta de apoyo. El alférez de la Guardia Civil de Tráfico José Antonio Sotillo afirmó que el tramo de la carretera en la que se produjo el accidente es "una recta con línea continua muy practicada por los ciclistas" y que está "bien señalizado, tiene buena visibilidad y carteles de precaución" que avisan de la posible presencia de bicicletas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 2010