Golpe a 'Gomorra' en Nápoles

La policía arresta en el sur de Italia a Antonio Iovine, delfín de uno de los capos descritos por el escritor Roberto Saviano en su libro sobre la Camorra

Lo buscaban desde hacía 14 años. Él estaba en su pueblo, Casal di Principe, cerca de Nápoles, la misma provincia humillada por la mafia descrita por Roberto Saviano en su libro-reportaje Gomorra. Antonio Iovine, uno de los capi de la familia de los Casalesi, delfín de aquel Antonio Schiavone, alias Sandokán, que lanzó su amenaza de muerte contra el escritor, ha sido arrestado esta tarde. Intentó fugarse por la terraza de su casa, pero, desarmado como estaba, enseguida se rindió a los agentes de policía que lo llevaban buscando más de una década. Iovine, conocido como O'ninno, tiene 46 años y es uno de los treinta criminales italianos más peligrosos según el ministerio de Interior. Para él se abren hoy las puertas de la cárcel de por vida, pena a la que fue condenado en su ausencia en 2008. Ha llegado a la comisaría de Nápoles sobre las cinco. Sonreía. La gente por las ventanas aplaudía a los agentes.

"Hoy es una gran jornada en la lucha a la mafia", ha comentado el ministro de Interior, Roberto Maroni. "Es un día feliz -le ha hecho eco el fiscal de Nápoles Giandomenico Lepore- porque Iovine era uno de los dos mafiosos en busca y captura más importantes entre los Casalesi, el otro es Michele Zagaria. Ahora vamos a por él".

"Esperaba esta noticia desde hace 14 años", ha exclamado Roberto Saviano, que, con 31 años, a causa de la sanguinaria familia de los Casalesi no puede dar un paso sin siete escoltas a su alrededor. "El arresto de Iovine representa un paso fundamental en la lucha contra la criminalidad organizada. Es un capo empresario, capaz de gestionar centenares de millones de euros [derivados, según la Fiscalía, de extorsiones, narcotráfico, gestión de la basura e inversiones limpias en la construcción]. Ahora hay que continuar en esta labor y atacar el corazón de la economía criminal, Lombardía [región del norte de Italia, cuya capital es Milán], donde las mafias conducen sus negocios y condicionan la vida económica, social y política".

Saviano, que conduce un programa televisivo de mucho seguimiento (la noche del lunes lo vieron nueve millones de personas), se enfrenta estos días al titular de Interior, de la derechista Liga Norte. La dura polémica se desencadenó a causa de un monólogo sobre la penetración de las mafias en las regiones del norte del país, durante el cual el escritor hizo referencias a la complicidad de ciertos funcionarios de la Liga con los capos. Maroni se mostró "profundamente ofendido, como leghista [miembro de la Liga Norte] y como ministro competente en la lucha a la criminalidad" y se encuentra a un paso de la denuncia por difamación. "A ver si Saviano vuelve a pronunciar aquellas acusaciones mirándome a los ojos", espetó. El autor de Gomorra replicó echando leña al fuego: "Son las mismas palabras idénticas que me dirigió el abogado de Sandokán. Me extraña escucharlas en boca del titular de Interior". Los directivos de la cadena pública que emite el programa están reunidos en estos momentos.

Lo más visto en...

Top 50