Intentona golpista en Madagascar

Un grupo de militares, otrora aliados de los generales que tomaron el poder en 2009, afirma que quiere tomar el palacio presidencial y el aeropuerto de la capital Antananarivo.- El actual presidente declara que mantendrá el poder

Un grupo de militares de alto rango se ha levantado en rebelión en Magadascar ante el actual Gobierno militar y ha expresado su intención de tomar el aeropuerto de Antananarivo, la capital del país, y el palacio presidecial, según ha informado el oficial que lidera a los rebeldes, el coronel Charles Andrianasoavina en declaraciones a la cadena de televisión gala France 24. "Intentamos tomar el control del palacio presidencial", ha asegurado el coronel Anadrianasoavina, uno de los militares que apoyaron en 2009 al actual presidente del país africano, Andry Rajoelina, cuando se hizo con el poder mediante un golpe de estado. Tanto Rajoelina como el primer ministro, Camille Vital, han reafirmado que se mantiene en el país el "Estado de derecho" y que frenarán la asonada, informa Efe. "Madagascar es un estado de derecho, hay un presidente de la transición y un primer ministro. Cualquier otra información es falsa" ha manifestado en rueda de prensa.

El oficial rebelde ha explicado que los militares amotinados se encuentran "cerca" del aeropuerto internacional y ha señalado que, "dependiendo de la situación", el espacio aéreo podría estar mañana cerrado. Los golpistas también intentarán mañana, jueves, "tomar el aeropuerto y parar a cualquiera que quiera abandonar Madagascar". Amotinado en unas barricadas cerca del aeropuerto de Antananarivo, el coronel ha asegurado, en conversación telefónica con Reuters, que ya se ha formado "un consejo militar por el bienestar del pueblo", para dirigir la cuarta isla más grande del mundo.

Las acciones y declaraciones del grupo de oficiales de alto rango amotinado cerca del aeropuerto se producen el mismo día que Madagascar vota en referéndum su nueva Constitución, después de que la anterior fuera abolida por el presidente Rajoelina. Según la experta en Madagascar Lydie Bokar, del centro de estudios de riesgos políticos StrategieCo el episodio de este miércoles es, "por ahora", una "guerra de comunicados" aunque las cosas "podrían degenerar". Desde el golpe de Estado de 2009, Madagascar ha sufrido varios enfrentamientos, como el ocurrido el pasado mes de mayo, cuando un grupo de policías militares disidentes tomaron el control de una base, antes de ser reprimidos por las fuerzas de seguridad.

Un testigo de los hechos consultado por Reuters aseguró que el exterior del palacio presidencial, situado en el centro de Antananarivo, continúa en calma.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS