Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los medios chinos señalan que el Nobel a Liu muestra el miedo de Occidente

La prensa estatal sostiene que si se cumplieran las peticiones de democracia del galardonado, el país desaparecería igual que la URSS o Yugoslavia.- Pekín cancela una reunión con el ministro de Pesca noruego

China continúa su airada reacción contra Occidente por la concesión del Premio Nobel de la Paz al disidente Liu Xiaobo. La prensa estatal señala hoy que el premio otorgado por el Comité Noruego a Liu muestra que Occidente no puede digerir la idea del auge del gigante asiático, mientras el Gobierno de Pekín ha cancelado una reunión con el ministro Noruego de pesca prevista para el miércoles. Mientras tanto, la mujer del premiado, Liu Xia, sigue en arresto domiciliario tras regresar de la prisión donde comunicó la noticia del premio a su esposo.

Son acciones que subrayan la condena de Pekín al galardón, al que el viernes tildó de "obsceno". "La entrega del Premio Nobel de la Paz al disidente Liu Xiaobo no era más que otra expresión de este prejuicio, y tras él hay un terror extraordinario al crecimiento de China y al modelo chino", señala el Global Times, un popular tabloide chino que ha liderado la embestida de los medios contra la decisión del Comité Noruego que entrega el Nobel. Si las peticiones de Liu sobre una democracia multipartidista en China se cumplieran -señala un comentarista- "el destino de China quizá no sería mejor que el de la antigua Unión Soviética y el de la ex Yugoslavia, y pronto el propio país se habría hundido".

El diario China Daily, uno de los mayores voceros gubernamentales en inglés, señala en un comentario que el galardón fue "parte de un plan para contener a China" y supone una injerencia flagrante en los asuntos internos del país. "Algunos podrían tener expectativas de que el galardón podría provocar cambios en el interior de China en la dirección que ellos desean", escribe el rotativo. "Pero ayuda muy poco poner al descubierto, y en cierto modo acentuar, la profunda y amplia brecha entre este país y Occidente".

Reunión cancelada

El Gobierno noruego ha comunicado hoy que Pekín ha cancelado una reunión de su ministra de Pesca en Shanghai para reforzar las exportaciones de salmón al gigante asiático. La cancelación se interpreta como una muestra de desagrado por la entrega de Nobel de la Paz a Liu, otorgado por el Comité Noruego. De hecho, Pekín subrayó el viernes que consideraba el premio "una obscenidad" y que alteraría las relaciones entre los dos países.

De nada han servido las palabras de la ministra, Lisbeth Berg-Hansen, que insistió el viernes en que el Comité es independiente del Gobierno y del Parlamento. "Así que no tiene sentido tomar medidas contra Noruega si a alguien no le gusta el ganador del premio", añadió. La ministra habia llegado hoy a la ciudad china, donde preparaba la reunión del miércoles, en la que se celebraría la cifra de los diez millones de salmones exportados a China desde 1988.

Noruega y China son los dos mayores exportadores de pescado del mundo, y el país asiático procesa el salmón noruego que luego exporta a Japón. Los dos países están negociando un acuerdo de libre comercio y cualquier represalia económica de China podría afectar a numerosas empresas noruegas.

Una espina en el costado de China

Liu, de 54 años, ha sido una espina en el costado del Gobierno desde 1989 , cuando se unió a un grupo de estudiantes en huelga de hambre días antes de que el ejército aplastara el movimiento por la democracia de la plaza de Tiananmen. Desde entonces ha entrado y salido de prisión varias veces debido a su activismo por la libertad de expresión y la liberalización política.

La concesión del Nobel a Liu ha sido aplaudida unánimemente en Estados Unidos y Europa, e incluso el presidente Obama ha pedido su puesta en libertad. También el presidente de Taiwán, Ma Yin-jeou, aunque aboga por estrechar lazos entre la isla y Pekín, ha elogiado la entrega del premio a Liu. "Si Liu recobra la libertad, creo que el pueblo de Taiwán apreciaría mucho ese movimiento de China", ha señalado el jefe del Ejecutivo taiwanés durante el fin de semana.

Sin contacto con la mujer del Nobel

La mujer del Nobel, Liu Xia, sigue incomunicada en arresto domiciliario. Su abogado, Shang Baojun, ha señalado a Reuters que ha sido incapaz de contactar con ella. "No tengo ninguna noticia directa de ella", ha dicho Shang. "Seguramente está en casa con las comunicaciones cortadas, bajo vigilancia; ella lo llama arresto domiciliario", ha añadido, citando mensajes que circulan por Internet.

El Dalai Lama: "China debe cambiar"

El Dalai Lama ha criticado este lunes al Gobierno chino por su rechazo a que el disidente Liu Xiaobo haya sido galardonado con el Nobel de la Paz y ha advertido a Pekín de que "debe cambiar". En declaraciones a la agencia nipona Kiodo en una escala en el aeropuerto de Tokio, el líder espiritual de los tibetanos, Nobel de la Paz en 1989, ha lamentado que el Gobierno chino "no aprecia diferentes opiniones".

En su opinión la construcción de una sociedad abierta y transparente es "el único camino para salvar a todos los pueblos de China". Sin embargo, ha agregado, algunos "radicales" dentro del Gobierno chino están anclados en "la vieja manera de pensar". Así las cosas, ha defendido que el Ejecutivo chino "debe cambiar".

Más información