Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pekín silencia el Nobel de la Paz concedido al disidente Liu Xiaobo

Su mujer visitará al flamante Nobel mañana a en la cárcel donde cumple una condena de 11 años

Los medios de comunicación chinos silencian de forma contundente la concesión del Premio Nobel de la Paz al disidente encarcelado Liu Xiaobo. Sólo era posible encontrar la información relativa a la furiosa reacción del Gobierno por el nombramiento. Pese a que las primeras informaciones apuntaban a que el galardonado recibiría hoy la visita de su esposa, será mañana cuando Liu Xia acuda a la prisión en la que está internado en el noreste del país. Las autoridades han ordenado la censura de la noticia del premio en periódicos, televisiones e Internet, donde la búsqueda de palabras clave como 'Premio Nobel de la Paz' y Liu Xiaobo bloqueaba la pantalla del ordenador en Google y no entregaba ningún resultado en los portales chinos Sina y Sohu. El envío de mensajes cortos con el nombre del premiado en chino también era imposible en algunos teléfonos móviles.

El periódico oficial en inglés Global Times ha hecho, sin embargo, una clara mención al galardón, para criticarlo duramente: "Obviamente, el Nobel de la Paz de este año está destinado a enojar a China, pero no lo conseguirá. Todo lo contrario, el comité (del Nobel) se ha desacreditaro a sí mismo". El diario llamó la decisión una muestra de "arrogancia y prejuicio contra un país que ha llevado a cabo el progreso económico y social más extraordinario de las tres últimas décadas".

Liu Xiaobo, un luchador por la libertad de expresión y la democracia de 54 años, fue elegido el viernes pasado Nobel de la Paz "por su larga y pacífica lucha por los derechos fundamentales en China". Pekínha reaccionadocon ira, le ha calificado inmediatamente de "criminal" y ha asegurado que la decisión es una "obscenidad" y viola la integridad del galardón. El presidente estadounidense, Barack Obama, Nobel de la Paz en 2009, que ha sido acusado de ignorar la causa de los derechos humanos en China en su afán por mantener buenas relaciones con Pekín, pidió el viernes la pronta liberación de Liu.

Liu Xiaobo, escritor y antiguo profesor universitario, fue detenido en diciembre de 2008, en vísperas de la publicación de la Carta 08, el 10 de diciembre de 2008, coincidiendo con el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El manifiesto, del que es uno de los principales redactores, pide profundas reformas políticas, como un Gobierno democrático y un sistema judicial independiente. El 25 de diciembre del año pasado, Liu fue condenado a 11 años de cárcel por "incitar a la subversión del poder del Estado".

Activistas y disidentes dentro y fuera de China han recibido con júbilo la decisión del comité noruego; pero aquellos que han manifestado su alegría en público en el país asiático han tenido que hacer frente al acoso policial. Varias docenas fueron detenidos el viernes por la noche en Pekín, mientras que la policíaha impedidosalir de sus casas a algunos de los más prominentes abogados activistas. "El Gobierno no sabe cómo reaccionar a la concesión del Nobel a Liu Xiaobo", ha dicho Pu Zhiqiang, uno de los letrados, informa Associated Press.

La policía ha mantenido alejados a los periodistas de la prisión en la que se encuentra Liu en Jinzhou, en la provincia nororiental de Liaoning. Un hermano de Liu Xiaobo ha dicho que su esposa, que se encuentra bajo custodia policial para mantenerla alejada de la prensa, prevé visitarlomañana para darle la noticia. Su plan de dar una rueda de prensa el viernes tras el anuncio del premio a su marido fue impedido por la policía.

A pesar de la censura, la concesión del galardón ha corrido como la pólvora entre los intelectuales chinos. Para la inmensa mayoría de la población, sin embargo, Liu Xiaobo era un desconocido y seguirá siéndolo.