India reabre el caso de Bhopal

En 1984 un escape de gas de una planta de pesticidas estadounidense mató al menos a 15.000 personas

El tribunal supremo de India ha reabierto el caso de Bhopal tras una petición del Gobierno de condenas más fuertes para castigar a los responsables de una de las catástrofes industriales más graves de la historia. En 1984 un escape de gas de una planta de pesticidas de la estadounidense Union Carbide en Bhopal, una ciudad del centro de India, dejó al menos 15.000 muertos, según las conservadoras cifras oficiales. Otros cálculos hablan de hasta 25.000 fallecidos y unas 100.000 afectados con secuelas permanentes: cáncer, problemas de estómago, de hígado, de riñón, de pulmones, trastornos hormonales y mentales.

En junio pasado se condenó por negligencia a ocho de los empleados indios (uno de ellos ya muerto) y se les sentenció a dos años de prisión y una multa de 100.000 rupias (unos 1.677 euros), sin embargo inmediatamente después se les dejó libres bajo fianza. A la empresa se le impuso una multa de unos 8.870 euros.

Más información

Esta sentencia fue calificada como "una burla" por los sobrevivientes y activistas y forzó a las autoridades a pedir al tribunal condenas por hasta 10 años de cárcel. También el gobierno anunció una nueva compensación económica de unos 118 millones de euros a unas 45.000 personas afectadas, es decir, unos 2.622 euros a cada una. Los activistas lo consideraron insuficiente y han pedido que se revise también esta compensación y se dé "a toda la gente, no sólo al 7% de los afectados".

En cuanto a este nuevo giro, que da nueva esperanza para que la justicia llegue, aunque sea después de 26 años, Sathinath Sarangi, la cara del activismo en Bhopal asegura a este periódico: "Tenemos que esperar al veredicto final, pero es más probable que los acusados vayan finalmente a prisión". Afirma que "si los jueces lo quieren" este caso puede estar resuelto en dos o tres años.

Otros dos casos continúan abiertos, uno en India contra la también estadounidense Dow Chemicals, que compró Union carbide en 2001, y otro en Estados Unidos que pide indemnización para los bhopalíes por haber contaminado su agua y para limpiar las 10.000 toneladas de desechos tóxicos que siguen enterradas cerca de la fábrica, según las ONG.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción