Cuatro israelíes, muertos en un ataque en Cisjordania a dos días de volver al proceso de paz

El suceso se produce el día en que Netanyahu y Abbas viajan a Washington para reunirse con el presidente Obama.- El primer ministro de Israel no suspenderá las negociaciones, su ministro de Defensa asegura que se "exigirá un precio"

Cuatro israelíes han muerto hoy cuando unos hombres armados han abierto fuego sobre el vehículo en el que viajaban, cerca de la entrada de Kiryat Arba, un asentamiento israelí vecino a la ciudad de Hebrón, la localidad más poblada de Cisjordania. Las víctimas son dos hombres, de 25 y 40 años, y dos mujeres, también de 25 y 40 años. Una de ellas estaba embarazada. Los cuatro eran colonos y miembros de la misma familia. El próximo jueves se reanudarán las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos en Washington, donde viajan hoy las delegaciones. El primer mis¡nistro israelí, Benjamín Netanyhu no suspenderá el relanzamiento, han dicho funcionarios allegados al mandatario, pero Ehud Barak, ministro de Defensa, ha asegurado que Israel "exigirá un precio" por las muertes de sus colonos y ha calificado el ataque de intento de hacer descarrilar la diplomacia.

Más información

El partido islamista Hamás ha elogiado el ataque. Fauzi Barhoum, portavoz de la formación, ha dicho que el ataque es la "respuesta natural de la resistencia palestina a los crímenes del enemigo". El brazo armado del partido, las Brigadas de Al-Qassam, han anunciado en un comunicado la responsabilidad de la "heroica operación en Hebrón". Las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, el brazo armado del partido del presidente palestino Mahmud Abbas, también se han atribuido el ataque. El Ejército israelí, a través de la red social Twitter, asegura que ha sido un ataque terrorista, "el peor en muchos años". En junio, un policía fue asesinado y otros dos resultaron heridos en otro tiroteo a las afueras de Hebrón. En la zona viven unos 500 colonos y unos 100.000 palestinos.

El ataque se produce dos días antes de que reanuden las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos en Washington, con varios encuentros en la Casa Blanca entre el primer ministro israelí Netanyahu y el presidente palestino, Abbas. Las delegaciones israelí y palestina ya han llegado a la capital estadounidense. La reunión trilateral está prevista para el próximo jueves, en la que se discutirán el estatus de la ciudad de Jerusalén, la delimitación de las fronteras y el problema de los refugiados palestinos. Supondrá la reanudación formal del diálogo. Los líderes mantendrán el miércoles encuentros bilaterales con el presidente de EE UU Barack Obama, que luego ofrecerá una cena a ambos mandatarios en la que estará presente Tony Blair, ex primer ministro británico y enviado especial de la Unión Europea para Oriente Medio.

Procesos truncados

Washington espera que estas negociaciones conduzcan a la creación de un Estado palestino en Oriente Próximo. El proceso comenzó en 1991, tras una importante conferencia en Madrid auspiciada por EE UU y la ya extinta Unión Soviética. Las negociaciones reales, alejadas de las conversaciones formales, se realizaron en la capital noruega, por lo que se conoce a la declaración conjunta de 1993 entre el entonces primer ministro israelí, Yitzhak Rabin, y el líder palestino, Yasser Arafat, como el Acuerdo de Oslo. Ambos políticos ya han fallecido. El fin de este acuerdo ocurrió en agosto del 2000, en una de las residencias secundarias del presidente de los EE UU, entonces Bill Clinton, llamada Camp David. El principal obstáculo fue el estatus de Jerusalén. La segunda Intifada estalla en septiembre de ese año.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En 2003, el Cuarteto de Oriente Próximo- EE UU, la UE, Rusia y la ONU-, presentan en abril una Hoja de Ruta para la paz. Establece las fases para unas nuevas negociaciones que debían culminar con un acuerdo a finales de 2005. Dos años después, George W. Bush reune al presidente palestino, Abbas, y al primer ministro, Ehud Olmert, en Anápolis para abrir otra ronda de negaciones. Ambos líderes se entrevistan varias veces, hasta que el dialogo se interrumpe por la guerra de Gaza y la dimisión de Olmert en 2009.

Un policía israelí investiga el asesinato de cuatro colonos a la entrada del asentamiento de Kiryat Arba, cerca de la ciudad de Hebron
Un policía israelí investiga el asesinato de cuatro colonos a la entrada del asentamiento de Kiryat Arba, cerca de la ciudad de HebronREUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción