Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Supremo de México ratifica la constitucionalidad del matrimonio gay

Ahora empieza el debate sobre el derecho de esas parejas a adoptar

Los matrimonios del mismo sexo, aprobados en un principio solamente en la capital, han ganado ya dos batallas en México. La semana pasada, frente a un primer recurso de inconstitucionalidad, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que el matrimonio homosexual no era contrario a la Constitución mexicana. El martes (madrugada del miércoles en Europa), el alto tribunal determinó además que las uniones gays de México DF deben ser reconocidas como matrimonios legales en los otros 31 Estados del país.

Pero aún tienen que librar un escollo más. La Suprema Corte determinará hoy si es Constitucional el derecho a la adopción reconocido por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en diciembre, en la histórica sesión en que fueron aprobadas en esta ciudad las bodas gays.

La sesión de hoy en la Suprema Corte no es definitiva, pues el debate podría prolongarse hasta la próxima semana. Los resultados de las dos votaciones anteriores en el seno del tribunal (nueve votos a favor de los derechos homosexuales y dos en contra) hacen que los promotores del matrimonio gay abriguen una mesurada esperanza de que los magistrados dejarán en sus términos iniciales la ley.

A lo largo de cinco debates en las últimas dos semanas, las decisiones parciales del máximo tribunal sobre este asunto

han encendido de nuevo los ánimos entre sectores a favor y en contra de esta legislación.

La legalización del matrimonio gay en México DF fue recurrida por la Procuraduría General de la República (equivalente a la Fiscalía General del Estado en España). La iniciativa fue interpretada como una concesión del partido en el poder, el derechista PAN, a los sectores más conservadores de la sociedad.

Después de que la semana pasada la Suprema Corte determinara que la ley no contraviene la Constitución, el cardenal de la Ciudad de México, Norberto Rivera, calificó en su homilía del domingo pasado ese aval como "aberrante". A la segunda sentencia, que avala las uniones gays en todo el país, siguió otra protesta del clero. "Es muy lamentable que la Suprema Corte de Justicia se esté convirtiendo en la suprema decepción del país", opinó el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, de la Arquidiócesis de Guadalajara, capital de Jalisco, entidad que promovió también un recurso.

Dentro del pacto federal, lo que un Estado reconoce en su legislación civil debe ser reconocido por los otros, y los gobernantes jaliscienses han dado la batalla para no cumplir esta ley.

El diputado del PRD David Razú, padre de esta ley, considera que "se ha tenido una Suprema Corte a la altura del debate, con argumentos muy sólidos en su deliberación". "Tengo la confianza en que se va a ratificar la ley y que esta resolución va a ser un referente no solo a nivel nacional sino internacional de lo que es la ampliación y ratificación de derechos", dijo Razú.

Sin embargo, los magistrados aún tendrán que precisar los alcances de su respaldo al matrimonio gay. Cuando redacten finalmente su resolución se sabrán los términos específicos de la validación que dan a la nueva figura y el alcance de la misma. Dependiendo de los términos exactos de su dictamen, la Corte podría hacer que Estados como Yucatán, que establece en su ley que el matrimonio es entre personas de distinto sexo, tengan que cambiar su legislación. También se podría dar el caso de que el máximo tribunal deje abierta la puerta a que cada provincia tenga su propia definición.

En todo caso, y aunque serán obligados a reconocer el matrimonio gay celebrado en el Distrito Federal, en esa misma redacción se establecerá la forma en que los Estados tendrán que atender en lo particular los alcances de los derechos de la nueva figura jurídica en temas como adopciones, pensiones, herencia, etcétera. Habrá que esperar a revisar la letra pequeña para ver a qué se tendrán que atener las ya más de 300 parejas del mismo sexo que se han casado desde que en marzo entró en vigor esta legislación.

[En Costa Rica, la Corte Constitucional rechazó el martes que se convoque un referéndum sobre los matrimonios homosexuales, como pedía la Iglesia católica en el país, informó France Presse. Existe un proyecto para regular las uniones gays desde 2008, congelado en el Parlamento]

La Corte Suprema y el matrimonio gay

21-12-2009: El Distrito Federal legaliza los matrimonios homosexuales. Se han celebrado ya 326.

27-1-2010: La Procuraduría General recurre la ley

ante la Suprema Corte.

5-8-2010. La Suprema Corte declara constitucional el matrimonio homosexual.

10-8-2010: La Corte decide que los matrimonios gays

son válidos en los 31 Estados.

Hoy: La Corte debate

el derecho de adopción de las parejas del mismo sexo.

Más información