Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren tres soldados libaneses y un oficial israelí en un tiroteo

El altercado se produce en el área próxima al pueblo fronterizo libanés de Adeisseh.- Fallece también un periodista libanés

Al menos tres soldados libaneses y un periodista de la misma nacionalidad, y un teniente coronel israelí han muerto en choques armados con el Ejército israelí en la zona fronteriza entre ambos países, según la agencia Reuters. Se trata del enfrentamiento más grave desde el ataque israelí a Líbano y el primero que implica al Ejército libanés y no a los milicianos de Hezbolá, el partido chií libanés. El fuego cruzado se produjo en la localidad fronteriza de Adaisseh, sin que exista de momento claridad sobre las causas del incidente.

Al Manar, la cadena de televisión de Hezbolá informó de que al menos un militar israelí habría muerto. Israel ha confirmado que se trata de un teniente coronel, mientras responsabiliza en un comunicado "al Gobierno libanés del grave incidente y advierte de consecuencias de continuar [los ataques]". El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Leiberman pidió a la delegación de su país ante Naciones Unidas que presente una queja ante el secretario general de la ONU y el Consejo de Seguridad. Mientras, el primer ministro libanés Saad Hariri denunció "la violación israelí de la soberanía libanesa".

Según informan las agencias de prensa internacionales, el incidente comenzó cuando un grupo de soldados israelíes quiso talar varios árboles situados en la llamada valla técnica, instalada por Israel y ubicada antes de la línea azul, marcada por Naciones Unidas (ONU) para certificar la retirada israelí del sur del Líbano en mayo de 2000, tras 22 años de ocupación. Esta actuación, en un área próxima al pueblo fronterizo libanés de Adeisseh, derivó en tensiones entre los militares israelíes y los libaneses.

"El Ejército libanés efectuó varios disparos de advertencia, a los que los israelíes respondieron con su artillería", han indicado fuentes de seguridad libanesas. Los israelíes efectuaron primero una serie de disparos al aire, pero poco después lanzaron diez obuses de morteros, uno de los cuales cayó cerca de una posición del Ejército libanés.

Fuentes militares libanesas han denunciado que mientras ellos emplean armas ligeras, el Ejército israelí ha llegado a usar hasta cañones. También aseguraron que los israelíes han disparado un obús contra una casa de Adeisseh. En un comunicado, el primer ministro libanés, Saad Hariri, ha condenado la "agresión" israelí y ha dicho que la soberanía libanesa ha sido violada.

Poco antes, fuentes de seguridad israelíes informaron de que varios militares del cuerpo de ingenieros del Ejército israelí habían sido atacados por los soldados libaneses mientras operaban a lo largo de la frontera, tras lo cual las tropas israelíes respondieron a los disparos. Llegaron a informar que desde Líbano se había disparado contra el norte de Galilea.

El Ejército israelí ha ofrecido su versión de los hechos a través de un comunicado. "Cerca del mediodía, las fuerzas armadas libanesas dispararon contra posiciones del Ejército israelí apostado a lo largo de la frontera libanesa en el norte de Israel. El destacamento se encontraba en territorio israelí y llevaba a cabo trabajos rutinarios de mantenimiento y se había coordinado con UNIFIL". Y añade que las fuerzas israelíes respondieron inmediatamente con armas ligeras, con artillería y con disparos desde un helicóptero.

La ONU pide máxima contención

Las fuerzas de Naciones Unidas desplegadas en Líbano (UNIFIL) han pedido "máxima contención" a las partes. El ataque se produce en un momento de alta tensión en Líbano, donde las filtraciones ante una posible acusación a miembros de Hezbolá por parte del tribunal que investiga la muerte del primer ministro Rafik Hariri en 2005.

Hezbolá considera los trabajos de la corte una conspiración israelí. Hasan Nasrallah tiene previsto hablar ante la multitud a última hora de esta tarde en un acto programado días antes de producirse los ataques de hoy. A la tensión interna libanesa se le suma el clima de inestabilidad regional. En los últimos cuatro días, Israel ha sido blanco de ataques armados procedentes de tres frentes distintos: Gaza, Egipto y ahora Líbano.

Israel puso fin en el año 2000 a 22 años de ocupación sobre el vecino Líbano. En 2006, el Ejército israelí volvió a invadir el país después de que Hezbolá capturara a dos soldados israelíes y matara a otros ocho. Al menos 1.200 libaneses y 158 israelíes murieron durante los 34 días que duró aquella guerra. Desde entonces, Naciones Unidas y el Ejército libanés patrullan la frontera en la que se han registrado choques esporádicos.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne para tratar situación en Líbano

Consejo de Seguridad de la ONU se ha reunido hoy para tratar el enfrentamiento armado entre los ejércitos de Israel y El Líbano en la frontera entre ambos países, en el que han muerto cuatro libaneses y un militar israelí, ha informado el organismo oficial.

"El subsecretario general (de la ONU para Operaciones de Paz), Alain Le Roy, se ha reunido con los miembros del Consejo para informarles del enfrentamiento", ha explicado en una conferencia de prensa el portavoz del organismo, Martin Nesirky.

Más información