Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberado uno de los cuatro periodistas secuestrados en México por investigar el narcotráfico

Los reporteros cubrían la información de que algunos presos salían regularmente de una prisión para cometer asesinatos

El lunes, cuatro periodistas de tres medios diferentes fueron secuestrados por un grupo criminal no identificado. El "levantón", término que se ha acuñado para definir el rapto de una persona por cuya liberación no se pide rescate monetario, ya ha terminado para uno de ellos, Héctor Gordoa, reportero enviado de Televisa México.

Hasta el momento se sigue desconociendo el paradero de los otros periodistas Javier Canales, camarógrafo de Multimedios Laguna, Alejandro Hernández, camarógrafo de Televisa Torreón y Óscar Solís, de una publicación local llamada El Vespertino.

Los raptos se produjeron en Gómez Palacio, uno de los vértices de la norteña región denominada La Laguna, en donde se unen poblaciones de los Estados de Durango y Coahuila. En esa zona los periodistas realizaban la cobertura de las secuelas de la información que saltó el domingo pasado, cuando el Gobierno federal confirmó que algunos presos de una cárcel de Gómez Palacio, dotados de armas y vehículos por las propias autoridades carcelarias, salían regularmente a cometer asesinatos en la vecina ciudad de Torreón.

Los reporteros fueron interceptados por los delincuentes una vez que se habían retirado de las inmediaciones de la cárcel, luego de informar sobre una "protesta" que demandaba la restitución de las autoridades carcelarias que son investigadas por permitir la ejecución de al menos 35 personas en los últimos meses. Los dos vehículos en los que se viajaban los periodistas fueron hallados calcinados. Ha trascendido que desde que fueron tomados como rehenes, a los periodistas se les ha permitido comunicarse de manera esporádica con sus medios. Los criminales han solicitado a los informativos, particularmente a Multimedios y Televisa, la difusión de "vídeonarcomensajes", condición que se cumplió.

El propio diario Milenio, que forma parte del consorcio Multimedios, publicó que "los vídeos están identificados como El círculo de los poderosos de La Laguna, Interrogatorio a trabajadores de Los Zetas e Interrogatorio a Ramón Gerardo Adame, policía de Torreón". Duran 15 minutos. No se sabe más de nuevas demandas de los delincuentes.

Darío Ramírez, director de la ONG Article 19 Capítulo México y Centroamérica, ha dicho a EL PAÍS que este desafío del narco "es el caso más delicado que estamos teniendo. Es la primera vez que de manera clara y directa el crimen organizado trata de influir en la línea editorial de un medio". Sin tomar en cuenta los de esta semana, Article 19 informa de que son 11 los periodistas mexicanos que se hallan desaparecidos, el caso más remoto data de 2003. La ONG londinense da por bueno el dato de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que cifra en 64 el número de periodistas muertos en México desde 2000.

Ramírez anunció que la situación de los ataques a la libertad de prensa en México es tan grave, que dos relatores de organismos internacionales visitarán el país del 8 al 24 de agosto. Nunca antes han realizado una gira conjunta de este tipo la relatora para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la Organización de los Estados Americanos Catalina Botero; y Frank La Rue, relator especial para la Protección de la Libertad de Expresión de la ONU.