Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los supervivientes de la avalancha de la Loveparade culpan de las muertes a la organización

Les acusan de abrir solo una entrada a través de un túnel y de ignorar el riesgo de saturación.- El fundador de la Loveparade les recrimina que se montara el festival en un recinto cerrado

Los supervivientes de la avalancha de la Loveparade culpan de las muertes a la organización
EL PAÍS

Los supervivientes de la estampida mortal de ayer en la Loveparade de Duisburgo en la que fallecieron 19 personas culpan de las muertes a los organizadores. Los testigos critican que solo se abriera una entrada a través de un túnel y sostienen que ya habían advertido a la policía del riesgo de una aglomeración excesiva, según informa la BBC. El acalde de Duisburgo, sin embargo, ha señalado esta mañana en una rueda de prensa que aún es pronto para culpar a alguien del suceso. El organizador ya ha anunciado que no se va a celebrar ninguna Loveparade más.

"La Loveparade siempre ha sido una fiesta alegre y pacífica, pero en el futuro siempre quedaría ensombrecida por los acontecimientos de ayer", ha señalado Rainer Schaller, promotor de la cita. "Desde el respeto a las víctimas, sus familias y amigos, vamos a dejar de celebrar el festival, lo que significa el fin de la Loveparade", ha añadido. Las autoridades alemanas han abierto una investigación para determinar las causas de la catástrofe. En cualquier caso, el alcalde de Duisburgo, Adolf Sauerland, ha señalado que hasta que se complete la investigación, cualquier culpabilización está "fuera de lugar".

"Solo les movía el puro afán de lucro"

El fundador de la Loveparade, Matthias Roeingh, conocido por el sobrenombre de Dr Motte, responsabiliza a la organización de la trágica avalancha ocurrida ayer en Duisburgo, en la que murieron 19 personas y centenares resultaron heridas. "Han cometido un tremendo error de organización. ¿Cómo se puede poner una única entrada subterránea Es un escándalo", ha declarado el dj al periódico Berliner Kurier. "Una única entrada a través de un túnel supone un desastre en sí mismo", escribe el popular músico en su blog.

Motte abunda en su crítica y acusa a los organizadores de anteponer "el puro afán de lucro": "¡La culpa es de los organizadores! Sabían que iba a llenarse. ¿Qué pintan ahí las vallas de seguridad? Y con solo una entrada". El dj les recrimina la falta de previsión. "Montar un recinto cerrado fue un error", y recuerda que la Loveparade siempre se ha celebrado en espacios abiertos.

El músico recuerda que en Berlín, donde la Loveparade se celebraba en el céntrico parque abierto del Tiergarten, habría habido espacio suficiente para escapar de la estampida. "Siempre tuvimos servicios médicos y agua ilimitada", añade Motte, de 39 años, que fundó la cita musical como una pequeña fiesta en 1989 en Berlín. El músico se fue distanciando del evento a medida que el festival se fue volviendo más comercial con cada edición. Considera "asqueroso" que el festival siguiera funcionando tras la tragedia y ha transmitido sus condolencias a las familias de los fallecidos.