_
_
_
_

Más de 40 muertos por las lluvias en el noreste de Brasil

Lula da Silva ha anunciado que destinará 140 millones de euros para los damnificados

Las lluvias torrenciales que han hecho desbordarse ríos como los de Mundau y Paraiba han causado muerte y terror en los Estados de Alagoas y Pernambuco en el noreste de Brasil. El balance, de momento, es de 40 muertos, 607 desaparecidosy casi 200.000 desalojados de sus casas después de que las inundaciones arrasaran poblaciones enteras.

Casas, puentes, calles, carreteras y ferrocarriles han sido arrasados por las corrientes, mientras los cuerpos de bomberos están afrontando muchas dificultades para rescatar los cuerpos arrastrados por la furia del agua. Las autoridades temen que con el transcurrir de las horas aumente la cifra de fallecidos.

Muchas ciudades han sido declaradas en estado de calamidad. Río ha enviado hospitales móviles para ayudar a los heridos y a los enfermos ya que varios centros sanitarios han quedado destruidos. Sao Paulo está mandando alimentos y ropa. En algunos pueblos han desaparecido hasta los documentos de las notarias, por lo que muchos ciudadanos se han quedado sin los documentos originales.

Más información
Las inundaciones en China se cobran al menos 175 vidas
Aumentan a 140 los muertos a causa de las lluvias en Río de Janeiro
La carencia de previsiones y de medios favoreció la tragedia brasileña

El 70% de la importante línea de ferrocarriles Transnordestina ha sido destruida. Sólo en Pernambuco, quedaron inutilizados 1.449 kilómetros de carreteras, según el gobernador, Eduardo Campos. También quedaron destruidos 70 puentes y 6.407 casas fueron literalmente arrastradas por las aguas.

El Presidente Luis Inácio Lula da Silva, que ha convocado un gabinete de crisis integrado por nueve ministros, ha puesto ya a disposición de los damnificados 140 millones de euros para las necesidades más urgentes. Los gobernadores de los Estados de Alagoas y Pernambuco, que se reunieron con Lula han pedido la ayuda del Ejército para la entrega de agua y comida a los 200.000 danificados que han tendido que abandonar sus casas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El pasado mes de abril 200 personas murieron también debido a un fuerte temporal en Río de Janeiro. En mayo del año pasado las intensas precipitaciones dejaron 29 muertos en el país.

El gobernador del Estado de Alagoas, en el este y el más afectado, ha cifrado en 22 los fallecidos y cientos de desaparecidos. Sostiene que las inundaciones han dejado sin casa en torno a 70.000 personas y han destruido unos 40.000 edificios, informa el diario brasileño O Globo. "Hay ciudades en las que parece que cayó una bomba atómica", ha añadido, "esto es parecido a lo que pasó en Haití, todos los ríos de Pernambuco fluyen hacia Alagoas". En el Estado de Pernambuco, las autoridades han confirmado la muerte de 12 personas. El desbordamiento de una presa y el cauce del río Mundau han afectado seriamente a seis localidades. Cientos de casas quedaron sumergidas bajo las aguas y muchos habitantes fueron evacuados en helicóptero. Las inundaciones han dejado sin hogar entre 17.000 y 42.000 personas.

Consecuencias de la crecida del río Jacuipe en el Estado de Alagoas
Consecuencias de la crecida del río Jacuipe en el Estado de AlagoasFP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_