Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elevados los cargos contra el acusado de colocar un coche bomba en Times Square

Faisal Shahzad estaba imputado por cinco delitos y ahora son 10, entre ellos tres por tratar de utilizar "un arma de destrucción masiva"

Un gran jurado federal estadounidense ha acusado a Faisal Shahzad, el principal sospechoso de llevar a cabo el atentado fallido del contra la plaza neoyorquina de Times Square, de la comisión de 10 delitos, incluidos tres por tratar de utilizar "un arma de destrucción masiva", que le podrían suponer ser condenado a cadena perpetua.

Las autoridades estadounidenses informan de que de los 10 delitos que se imputan a Shahzad -que colabora con los investigadores desde que fue detenido-, seis conllevan penas de cadena perpetua en caso de ser hallado culpable, dos de 20 años de prisión y los dos restantes de 10 años. Se acusa a Shahzad de haber aparcado el 1 de mayo en la plaza de Times Square, que en aquel día, al ser sábado, estaba abarrotada de gente, un coche cargado con un potente artefacto explosivo de fabricación casera, cuyo mecanismo falló y finalmente no llegó a explotar.

"Sembrar muerte y destrucción en Times Square"

De 30 años y nacido en Pakistán pero con nacionalidad estadounidense desde 2009, fue detenido el 3 de mayo cuando ya se encontraba subido a un avión a punto de despegar hacia Dubai, dos días después del atentado. Aunque ya se habían presentado cinco cargos contra él, hoy se ha ampliado la lista de delitos por los que será juzgado y se ha ofrecido un nuevo escrito de acusación con más detalles, como el dato de que en diciembre del 2009 recibió entrenamiento para preparar explosivos en Waziristán (Pakistán).

Recibió ese entrenamiento de personas ligadas al grupo extremista Tehrik-iTaliban, al igual que 12.000 dólares con los que compró un arma, material para fabricar explosivos y el vehículo de segunda mano que pretendía hacer explotar en la plaza más concurrida de Nueva York, según el escrito de acusación. El dinero, 5.000 dólares en febrero cuando residía en Massachusets y 7.000 más en abril, cuando vivía en Nueva York, lo recibió de manos de un supuesto cooperador en la comisión de los atentados fallidos, que se sospecha que tiene vínculos con los talibán paquistaníes. Las autoridades paquistaníes detuvieron a otras siete personas supuestamente relacionadas con el intento de atentado. Por su parte, la Policía estadounidense realizó arrestos en los días posteriores al atentado en los estados de Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts y Maine.

En el escrito de acusación, el fiscal de Nueva York Preet Bharara sostiene que el acusado conspiró con los talibán paquistaníes "para sembrar muerte y destrucción en Times Square". Está previsto que Shahzad, que tiene mujer y dos hijos en Pakistán, vuelva a comparecer ante el juez el próximo lunes para responder de los delitos que se le imputan y que están relacionados con intento de uso de un arma de destrucción masiva, terrorismo internacional y transporte de explosivos. En su primera comparecencia ante el tribunal neoyorquino que le juzga, celebrada el 18 de mayo, el acusado rechazó pronunciarse sobre si se declaraba culpable o inocente.