Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos aéreo en Europa

De Barcelona a Londres en Taxi

Tardaron en llegar a su destino 13 horas, después de recorrer 1.120 kilómetros

Barcelona / Londres

Viajeros desesperados, atrapados por la mayor crisis aérea conocida en Europa, están dispuestos a pagar cantidades astronómicas, de miles de euros, para llegar en taxi a sus destinos, aunque las carreras sean desde Barcelona a Estocolmo o Londres o desde el sur de Inglaterra a Ginebra.

El presidente del Sindicato del Taxi en Cataluña, Luis Berbel, ha explicado que en las últimas horas se han multiplicado la demanda de estos servicios extraordinarios (una carrera de 2.000 kilómetros puede tener un coste de unos 4.700 euros), y aunque no ha podido cuantificar su número, ha destacado que al menos se han producido ya una veintena de los mismos.

Junto a Londres y Estocolmo, ha habido además petición de servicios especiales a París y Cardiff, ha señalado el responsable sindical, que ha indicado que lo habitual en estos casos es que el pago de la carrera, por lo elevado del importe, se haga por anticipado para evitar problemas, o al menos que se adelante una parte importante.

Un grupo de ejecutivos de una firma multinacional pagó 1.200 libras (1.360 euros, 1.844 dólares) por una carrera en taxi entre la localidad de Northampton, en el sur de Inglaterra, y la ciudad suiza de Ginebra.

Como otros muchos miles de personas, los ejecutivos sufrieron ayer la cancelación de su vuelo a causa del cierre del espacio aéreo británico por la nube de ceniza volcánica que hay sobre el Reino Unido, pero tiraron de billetera y llegaron a su destino trece horas después.

Según informó hoy la agencia local de noticias PA, la compañía de taxis Amber Cars nunca había hecho una carrera tan bien pagada y aceptó el encargo de recorrer los 1.120 kilómetros que separan ambas ciudades, después de cruzar el Canal de la Mancha.

"Estaban desesperados por llegar allí", manifestó Carl Berryman, coordinador de la firma de taxis, quien explicó que los ejecutivos querían llegar a la ciudad suiza, donde tenían que tomar un avión para viajar hasta Portugal para una reunión de negocios.

"Estuvieron encantados de que aceptáramos el encargo y nosotros también estamos eufóricos. Nuestro jefe no se lo podía creer cuando se lo contamos", dijo Berryman, quien recordó que hasta ahora el récord de la compañía fue una carrera por valor de 500 libras (unos 566 euros, cerca de 770 dólares al cambio actual) entre Northampton y Glasgow (Escocia), separadas por 545 kilómetros.

El International Herald Tribune publica en su edición de hoy que el actor del grupo Monty Python, John Cleese, también optó por el taxi al verse atrapado en Oslo donde había dado una entrevista televisiva. Ayer, Cleese decidió pagar 3.800 euros por una carrera entre la capital noruega y Bruselas donde tomo un tren Eurostar para volver a casa el sábado. El traslado duró 15 horas.

Las compañías británicas de ferrys están desbordadas por el creciente número de personas que intentan entrar o salir del Reino Unido por mar tras el cierre del espacio aéreo a causa de la nube de ceniza procedente de un volcán islandés.

P&O Ferries también informó de que las plazas para los barcos que realizan la ruta entre Portsmouth (sur de Inglaterra) y Bilbao (norte de España) están agotadas hasta el próximo miércoles, y que lo mismo ocurre hasta el domingo con los barcos que realizan el viaje a Zeebrugge, en Bélgica, y a Rotterdam, en Holanda.