La OLP respalda la reanudación de las negociaciones indirectas con Israel

El Comité Ejecutivo de la OLP ha aprobado hoy la reanudación de negociaciones indirectas con el Gobierno israelí con la intención de satisfacer a Estados Unidos y de evitar acusaciones de obstruccionismo en el camino de la paz, porque las esperanzas de que el diálogo llegue a buen puerto son casi nulas. Los dirigentes palestinos han advertido de que si en cuatro meses desde el inicio de las conversaciones no se alcanza un acuerdo de principios sobre las fronteras, abandonarán el proceso. Y aseguran que tampoco accederán a emprender negociaciones cara a cara si pasado ese plazo continúa la construcción en las colonias judías de Cisjordania, que nunca ha sido frenada pese al anuncio formal del jefe del Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu.

Más información
Israel recibe a Biden con la ampliación de una colonia en Cisjordania

Mucho tendrá que esforzarse el enviado de Barack Obama, George Mitchell, para sacar algo en limpio. El presidente Mahmud Abbas pretende que sigan debatiéndose los asuntos fundamentales del conflicto -fronteras, seguridad, refugiados y Jerusalén- teniendo en cuenta lo ya negociado con el anterior primer ministro israelí, Ehud Olmert. Netanyahu se niega a recoger el testigo y quiere comenzar desde cero.

La coyuntura política en Israel -la ultraderecha en el Ejecutivo-, en los territorios ocupados -la profunda división entre Hamás y Fatah-, y en EE UU tampoco ayudan al mediador Mitchell, quien aterrizó ayer en Tel Aviv. El vicepresidente de EE UU, Joe Biden, llegará a Israel mañana, aunque no se espera que el conflicto entre israelíes y palestinos acapare su agenda. A siete meses de las elecciones legislativas de noviembre en EE UU, nadie augura que la Casa Blanca echará el resto para encauzar el conflicto.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS