La UE busca reactivar su papel en el proceso de paz en Oriente Próximo

La Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores viajará la semana próxima a la zona .- Los ministros de Exteriores abogan por un servicio diplomático basado en la calidad y sin cuotas

La reunión informal de Córdoba de los jefes de la diplomacia de los Veintisiete celebrada hoy en Córdoba ha sentado las bases para que la UE abordara el elusivo proceso de paz en Oriente Próximo. Los Veintisiete se han hecho solidarios con el intento del senador estadounidense George Mitchell de sentar en la misma mesa a israelíes y palestinos y se han mostrado dispuestos a optar por la "acción para hacer posible la realidad de una solución de dos Estados", en palabras de Miguel Ángel Moratinos, ministro de Exteriores español y presidente rotatorio del Consejo. "No podemos seguir esperando eternamente".

Ashton se propone visitar la próxima semana Cisjordania y Gaza "para ver qué se hace con la ayuda europea", que ahora ronda los mil millones de euros anuales. La Alta Representante está pendiente del permiso de Israel para viajar a Gaza, gobernada por un Hamás con el que la UE no mantiene relaciones por estar etiquetado como organización terroristas. El objetivo de la Unión es "colaborar con la Autoridad Palestina, radicada en Ramallah, para que pueda tomar decisiones sobre seguridad y sobre economía", según Ashton.

El otro asunto crucial de la reunión de Córdoba, ha sido el nuevo servicio diplomático que se plantea la Unión Europea que estará basado en la calidad y no tendrá en cuenta las cuotas si se hacen realidad los deseos manifestados hoy en Córdoba ante los ministros de Exteriores de la Unión por Catherine Ashton, Alta Representante para la política exterior y vicepresidenta de la Comisión Europea. En principio sus deseos parecen factibles. "Los Estados no quieren cuotas", ha señalado una fuente diplomática. Factible, pero no sin resistencias, porque "todos los Estados quieren estar representados" en el futuro Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

La reunión de Córdoba ha servido para fijar el mapa de la ruta que debe llevar al SEAE, la principal innovación del Tratado de Lisboa, que supone crear desde cero una nueva institución comunitaria. A este aspecto de innovación absoluta han atribuido las distintas fuentes las tensiones y problemas evidenciados entre los Gobiernos ya las instituciones comunitarias, en buena parte abonados por las dudas suscitadas por la calidad de la Alta Representante, que no termina de consolidarse.

El plan de Ashton es presentar el próximo mes de abril su plan para el SEAE ante el Consejo (los Gobiernos de la Unión), tras haber conseguido antes el visto bueno de la Comisión Europea y haber consultado con el Parlamento Europeo. De momento se trata de "definir el esqueleto en el que se pondrá carne en cuestión de meses y de años", señala la Alta Representante. La semana entrante en Estrasburgo habrá un debate parlamentario sobre la cuestión del que Ashton espera sacar ideas que incluir en el proyecto.

Lo que ella desea es un "servicio diplomático europeo de gran calidad", señala una fuente diplomática. "Prefiere calidad más que cuotas geográficas o de género". Las cuotas de género están por ver, pero los Estados no renuncian ni a participar en la elaboración de las líneas generales del SEAE ni a estar presentes en su composición final. "Todos los Estados quieren estar representados", señala otra fuente conocedora de los debates. "Ashton dice que todos los estarán".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos , y la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, al fondo de la imagne, preside una de las sesiones de la cumbre informal de ministros de la UE celebrada en Córdoba. La mayoría de los ministros de la UE se han presentado sin sus habituales corbatas.
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos , y la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, al fondo de la imagne, preside una de las sesiones de la cumbre informal de ministros de la UE celebrada en Córdoba. La mayoría de los ministros de la UE se han presentado sin sus habituales corbatas.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS