Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fidel Castro: "Cuba nunca ha asesinado a un adversario"

El Gobierno cubano se atrinchera y dice que Orlando Zapata recibió "atención médica adecuada" y fue "manipulado"

El Gobierno cubano no acepta quedar como el malo en el caso de Orlando Zapata . Cuando todavía no se han aplacado las repercusiones por su trágica muerte, y mientras otro foco de conflicto se abre en la ciudad de Santa Clara con el agravamiento de la salud del opositor Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace siete días, el propio Fidel Castro quiso salir públicamente en defensa de su revolución. "Jamás Cuba ha ordenado el asesinato de un adversario", escribió en un articulo reproducido hoy por toda la prensa oficial, en el que asegura que en la isla "jamás se torturó a nadie".

La televisión cubana, simultáneamente, ha difundido un vídeo en el que ofrece la versión oficial sobre el tratamiento médico que se brindó a Zapata durante la huelga de hambre, que después de 85 días le costó la vida. En el reportaje, de casi nueve minutos, varios doctores aseguran que el prisionero fue atendido con "todo rigor" y afirman que cuando se agravó su estado de salud, le suministraron los "productos de última generación en relación con la alimentación" indicados para salvarle.

En pantalla aparecen varios especialistas que dicen haberlo atendido directamente en el hospital de Camagüey y en el Hospital Nacional de Reclusos, en la principal prisión de La Habana, y detallan lo que le ocurre al cuerpo humano tras un ayuno prolongado. Una doctora llamada Maria Esther Fernández dice que explicó a Zapata "las consecuencias de su decisión y el peligro que estaba provocando para su vida", y que "él en todo momento se mantuvo en su posición". También aparecen imágenes de la madre del opositor fallecido, Reina Luisa Tamayo, grabadas sin su consentimiento, durante las entrevistas que sostuvo con los médicos y en las que agradece la atención que se le está brindando a su hijo.

En el vídeo se acusa a la "contrarrevolución" de alentar una "campaña de difamación" para desacreditar al Gobierno al "ocultar" las atenciones médicas que recibió el prisionero antes de morir el 23 de febrero en el hospital Hermanos Almeijeiras, adonde fue trasladado en el último momento. La locutora denuncia que, "exceptuando sus familiares y los médicos, ninguno de sus afines en las actividades políticas contra el Gobierno de Cuba fue a los hospitales a pedirle que abandonara la huelga". "Nadie le dijo que desistiera porque peligraba su vida", asegura el vídeo, sugiriendo que Zapata fue víctima de la manipulación de sus propios compañeros.

Fidel Castro se sumó a la ofensiva con un artículo publicado a raíz de la visita que el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva , realizó a la isla la semana pasada. El ex mandatario cubano defiende a Lula de los que le acusaron de ignorar el caso de Zapata, y asegura que "algunos envidiosos de su prestigio y de su gloria, y peor aún, los que están al servicio del imperio, lo criticaron por visitar Cuba". Castro añade que "Lula conoce desde hace muchos años" que en Cuba "jamás se torturó a nadie, jamás se ordenó el asesinato de un adversario, jamás se mintió al pueblo". El mandatario brasileño lamentó "profundamente" la muerte de Zapata, pero declaró que no se puede juzgar al Gobierno de un país por la actitud de un ciudadano que se declara en huelga de hambre.

La oposición pide se suspendan las huelgas de hambre

Por otro lado, la disidencia y las Damas de Blanco han reiterado hoy su solicitud a los presos y opositores que se declararon en huelga de hambre la semana pasada para que abandonen la protesta. El activista de los derechos humanos Elizardo Sánchez ha informado que dos de los cuatro prisioneros del Grupo de los 75 han desistido ya de la huelga. Son Diosdado Gonzalez, que cumple una condena de 20 años en la cárcel Kilo Cinco y Medio de Pinar del Río, y Eduardo Díaz Fleitas, recluido en el mismo penal con una sentencia de 21 años.Según Sánchez, mantienen el ayuno Nelson Molinet y Fidel Suárez, ambos sancionados a 20 años, pero podrían abandonarla en las próximas horas. Persiste en su propósito el psicólogo y periodista disidente Guillermo Fariñas , a juicio de Sánchez, "el caso más preocupante, pues está decidido a llevar su protesta hasta el final.

Fariñas y opositores de todas las tendencias han criticado hoy la "ofensiva" del Gobierno y en especial el reportaje de la televisión, por considerar que se intenta desprestigiar a Zapata Tamayo. "Quieren demostrar que se le dio una buena atención médica cuando en realidad ésta fue mínima, al final y solo para cubrir el expediente", ha asegurado Sánchez, resumiendo el sentir de la disidencia.