Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama recibe al Dalai Lama pese a las críticas de China

Pekín expresa "su profunda insatisfacción".-El Lama asegura que sintió "mucho apoyo" por parte del mandatario

El encuentro ha sido lo más silencioso posible. Así lo planeó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y así se escenificó. Lo que el Dalai Lama le dijera a Obama a puerta cerrada importa menos que la manera en la que se ha llevado a cabo la reunión. Con el más bajo perfil posible, para no molestar a la poderosa y aliada China.

Aún así, los periodistas que esperaban a las puertas de la Casa Blanca la salida del líder espiritual han podido tener unas reacciones tras el encuentro de más de una hora que no se efectuó en el Despacho Oval. "Estoy muy feliz", ha dicho el hombre exiliado del Tíbet y a quien Pekín considera un peligroso terrorista. El Dalai Lama ha informado de que había hablado con el presidente de la "promoción de los valores humanos" en el mundo; de la "armonía religiosa" y de su preocupación por el pueblo tibetano. Ha finalizado sus breves declaraciones asegurando que había sentido "mucho apoyo" por parte de Obama.

"Profunda insatisfacción" de China"

El encuentro de Obama con su homólogo premio Nobel de la Paz, el Dalai Lama, condenado al exilio en India tras la invasión de China del Tibet en 1950, ha sido duramente censurado por China. En un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores chino, Pekín expresa su "profunda insatisfacción y su resuelta oposición a esta reunión", que en su opinión "violó el reiterado reconocimiento del Gobierno de Estados Unidos de que Tíbet es parte de China y de que no apoya la independencia tibetana".

El Gobierno chino ha observado atento, muy atento, el encuentro. Si la primera dama, Michelle, asistiría al acto o si las cámaras serían permitidas en el interior de la reunión eran dos de las preguntas que se hacían las autoridades chinas. También se cuestionaban si habría un comunicado de la Casa Blanca, que lo hubo, aunque escueto. "El presidente se ha reunido esta mañana en la Casa Blanca con su Santidad el XIV Dalai Lama. El presidente ha mostrado su firme apoyo a la preservación de la identidad cultural, lingüística y religiosa que es única del Tíbet y también a la protección de los derechos humanos de los tibetanos en la república popular China". Estaba por ver si el portavoz del presidente, Robert Gibbs, aceptaría preguntas sobre la reunión en la diaria rueda de prensa en la Casa Blanca.

Hasta ahora, Obama había evitado encontrarse con el actual dirigente del Gobierno tibetano en el exilio, y no recibió al Dalai Lama en octubre pasado ya que estaba a punto de iniciar su gira asiática que le llevaría a China y no quería perturbar sus relaciones con Pekín, que se leen en términos de cooperación nuclear o acuerdos sobre el cambio climático, entre otros.