Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Líderes libaneses llaman a la cooperación con Siria en el aniversario de la muerte de Hariri

Miles de personas se reúnen para homenajear al ex primer ministro asesinado en 2005

El 14 de febrero de 2005 una explosión al paso de un convoy oficial acababa con el ex primer minitro libanés Rafiq Hariri y con otras 21 personas. Todas las miradas se volvieron hacia Siria, que desde la guerra civil (1975-1990) había mantenido un control de facto en el país. Cinco años después del asesinato, reivindicado aquél día por el grupo Nasra y Jihad y que costó a Damasco la salida de sus soldados de Líbano después de tres décadas, los líderes antisirios han echo un llamamiento a la cooperación con el país vecino. Entre ellos se encontraba el presidente libanés, hijo del otrora primer ministro, Saad Hariri.

"Por quinta vez me dirijo a ustedes para recordarles mi compromiso de seguir defendiendo el Líbano, el arabismo, la libertad, la independencia y todos los principios por los que murieron mi padre y sus camaradas", ha dicho Hariri frente a centenares de miles de personas reunidas en la plaza de Los Mártires (o de La Independencia) en Beirut.

Después de su intervención, otros miembros del Parlamento han recordado al régimen de Bachar el-Sadat, el presidente sirio, que la estabilidad es imprescindible para su país y viceversa. Ningún miembro de la oposición, liderada por el grupo chií prosirio Hezbolá, se ha presentado en el acto.