Zuma ensalza la nueva Suráfrica

El presidente promete en el 20º aniversario de la liberación de Mandela acelerar las reformas para reducir la pobreza, la desigualdad y el paro juvenil en el país

Ciudad del Cabo - 11 feb 2010 - 20:04 UTC

"Este año, 2010, será un año de acción", se ha comprometido el presidente surafricano, Jacob Zuma, en su discurso del Estado de la Nación, ante el Parlamento y ante el ex presidente Nelson Mandela, que hoy ha celebradoel 20º aniversario de su salida de prisión. Zuma, en sus horas de popularidad más bajas ocasionadas por la polémica de haber concebido a su vigésimo hijo fruto de una relación extramatrimonial -lo que contradice los mensajes oficiales para la lucha contra el sida, contrarios a la multiplicidad de parejas-, ha pronunciado un discurso esperanzador y pragmático, al poner énfasis en la necesidad de que el país y sus gobernantes se pongan manos a la obra para atajar la pobreza, el paro juvenil y la desigualdad social, las grandes cuestiones pendientes en el país.

Más información

"Este año será un año de acción, con un Gobierno que trabaje con mayor celeridad, más duro y de forma más inteligente", ha explicado un confiado Zuma en su primer discurso del Estado de la Nación tras llegar al Gobierno hace nueve meses. Y el primero en ser auditado en su trabajo será el propio Gobierno, que funcionará al estilo de una empresa, según ha remarcado, con los ministros firmando acuerdos con el jefe de Estado que detallen cómo, quién, con qué recursos o en qué periodo de tiempo se pretenden conseguir los resultados planeados. En especial, ha enfatizado el presidente, en materias como educación, salud, desarrollo rural, creación de empleo y lucha contra el crimen.

Con gran énfasis en la creación de empleo, la mejora en la educación, en acabar con la corrupción y en la lucha contra el sida para revertir la tasa de mortalidad, Zuma ha asegurado haber cumplido la promesa de crear 500.000 puestos de empleo para combatir la recesión económica, "un objetivo cumplido en un 97%". Aun así, ha recordado el líder surafricano, la crisis, que ocasionó la pérdida de empleo de un millón de personas, no está superada pese a que el país vuelve a dar signos de crecimiento, "y volvemos a generar empleo", por lo que el Gobierno pretende ampliar su programa de trabajos públicos para la expansión de puestos de trabajo.

Zuma, que no olvidó remarcar que Suráfrica está ya preparada para ser el anfitrión del Mundial de Fútbol el próximo mes de junio, cuajó su discurso a referencias a la lucha de Mandela, quien, flanqueado por su ex esposa Winnie Mandela y por su actual consorte, Graça Machel, seguía desde una tribuna el discurso. "En la celebración de la liberación de Mandela nos volvemos a comprometer en la reconciliación, la unidad nacional, el no racismo y en la construcción de un futuro mejor juntos, negros y blancos, como surafricanos", ha finalizado el presidente, quien por la mañana no asistió al evento principal de las celebraciones de la liberación de Nelson Mandela: la recreación del corto paseo que éste, cogido de la mano de su mujer, Winnie, realizó tras abandonar la prisión de Victor Verster, cerca de Ciudad del Cabo.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, saluda a su llegada a la Asamblea Nacional surafricana en Ciudad del Cabo
El presidente sudafricano, Jacob Zuma, saluda a su llegada a la Asamblea Nacional surafricana en Ciudad del CaboEFE

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí
Tras pasar casi tres décadas en prisión, Nelson Mandela sale de la cárcel el 11 de febrero de 1990. En la imagen momentos después de ser un ciudadano libre con su mujer Winnie, de la que posteriormente se separó.
Tras pasar casi tres décadas en prisión, Nelson Mandela sale de la cárcel el 11 de febrero de 1990. En la imagen momentos después de ser un ciudadano libre con su mujer Winnie, de la que posteriormente se separó.REUTERS
El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha querido que el aniversario de la liberación de Nelson Mandela no termine hoy, fecha clave. Así que ha ofrecido el Mundial de Fútbol que se celebra del 11 de junio al 11 de julio como homenaje al ex presidente. Muchos pensaron que Mandela no acudiría al Parlamento esta tarde, pero su presencia ha acallado todas las voces. Y su sonrisa, esa que mantuvo hasta en los peores momentos y que dio la vuelta al mundo en 1990, saludó a los miles de espectadores que asistían a su homenaje.AGENCIA ATLAS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50