Zapatero supedita la instalación de escáneres a un acuerdo de la UE

Lo condiciona a que sea un acuerdo en toda la UE y se evalúen las garantías y su eficacia.- El ministro Blanco los considera "inevitables"

Viena / Washington - 14 ene 2010 - 13:29 UTC

España no tiene previsto por el momento instalar escáneres personales en los aeropuertos, ha precisado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en Viena. Según ha explicado, España no tomará esta medida de "forma unilateral" y antes deberán evaluarse sus "garantías y su eficacia". Zapatero ha explicado hoy que, en todo caso, deberá ser un acuerdo unánime de toda la Unión Europea. Ha añadido que hay países que mantienen reticencias a esta medida y que hay abierto "un diálogo con Estados Unidos". "Hay que ser respetuosos con la posición común", ha asegurado Zapatero, de visita oficial en Austria, como presidente de turno de la Unión Europea.

Zapatero ratifica así las declaraciones del ministro de Fomento, José Blanco, quien también supeditó la implantación de escáneres de cuerpo completo a la Unión Europea, aunque apuntó que está medida era posiblemente "inevitable", en una conferencia de prensa posterior a dos reuniones mantenidas en Washington con su homólogo norteamericano, Ray Lahood, y la Secretaria de Seguridad Interior y máxima responsable de la seguridad fronteriza de Estados Unidos, Janet Napolitano

Más información

"Va a ser inevitable la utilización de escáneres en los aeropuertos, donde se garantice con toda claridad el derecho a la intimidad de la gente, es decir, que las imágenes se destruyan automáticamente", dijo Blanco, que ocupa el cargo de presidente de turno del Consejo de Transportes de la Unión Europea, bajo la presidencia española de la UE. "Entendemos que la tecnología se puede mejorar, que queda ámbito para la perfección y que tenemos que ir trabajando en esa dirección. Pero para eso hay conciliar la postura de los países del Parlamento Europeo y tratar de buscar una normativa europea que sea común para todos".

En 2008 la Comisión Europea propuso regular el uso de esos escáneres en los aeropuertos de los países miembros de la UE, una propuesta que desestimó el Parlamento Europeo, ya que sus miembros aprobaron una resolución que calificaba esas máquinas, que ofrecen imágenes del cuerpo completo, de afrenta al derecho a la intimidad de los pasajeros. Ayer, Blanco se comprometió a negociar con ese mismo Parlamento para llegar a un acuerdo de los 27 países miembros de la UE.

Tras el fallido atentado del 26 de diciembre contra un avión de la compañía Northwest, que partió de Amsterdam con destino a Detroit, el gobierno norteamericano se ha comprometido a instalar más escáneres de ese tipo, a pesar de las reticencias de diversas asociaciones ciudadanas, como la American Civil Liberties Union, que, como el Parlamento Europeo, los considera una violación del derecho a la intimidad. La alternativa a esos escáneres, en los 19 aeropuertos de EE UU donde están instalados, es un minucioso cacheo por parte de un agente de la policía fronteriza.

La semana que viene, Napolitano viajará a Toledo, donde se reunirá con su homólogo en España, Alfredo Pérez Rubalcaba, y otros Ministros del Interior de la UE, para "discutir nuevas vías para mejorar las medidas de seguridad internacional y las medidas de seguridad en la aviación", según informó el martes la Secretaría de Interior de EE UU en un comunicado. En esa reunión, los ministros comenzarán a consensuar nuevas medidas de seguridad permanentes en los aeropuertos de ambas orillas del Atlántico Norte.

Lo más visto en...

Top 50