Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Familiares del narco Beltrán Leyva recogen su cadáver de la morgue de Morelos

El Gobierno méxicano abre una investigación sobre la toma de la fotografía en la que el cadáver de 'El Jefe de Jefes' aparecía cubierto de billetes ensangrentados

El cuerpo del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, también conocido como el Jefe de Jefes y El Barbas, quien murió abatido el pasado miércoles en un enfrentamiento con infantes de Marina, ha sido recogido este sábado por tres mujeres, al parecer familiares, de un depósito oficial de cadáveres en el central estado mexicano de Morelos.

Una fuente oficial ha confirmado a EFE que los restos del jefe del cártel de los Beltrán Leyva fueron reclamados por tres mujeres, entre las que estaría una hermana y una prima, según medios locales. La televisión local ha mostrado imágenes de una carroza fúnebre en la que supuestamente iba el cadáver de Beltrán Leyva, y que fue seguida por un automóvil con las tres mujeres que acudieron a reclamar el cuerpo en el Servicio Médico Forense de Cuernavaca, capital de Morelos.

"Desconocemos el destino del cadáver, si lo van a velar en Cuernavaca o lo llevarán a su estado natal (Sinaloa)", ha señalado a fuente. En los alrededores de la morgue se ha instalado un operativo de seguridad debido a que se temía que el cuerpo de Beltrán Leyva, quien murió junto con otros seis sicarios, sea rescatado por un comando de hombres armados, ya que es común que los cadáveres de los narcotraficantes no sean reclamados por familiares, y que se intente el rescate a la fuerza por parte del cartel.

Investigación sobre la fotografía

El Gobierno méxicano ha ordenado, por otro lado, la apertura de una investigación sobre la toma y difusión de una fotografía en la que el cadáver de Leyva aparecía cubierto de billetes ensagrentados. El secretario de Gobernación (equivalente al ministerio del Interior español) de México, Fernando Gómez Mont, condenó ayer en una entrevista en televisión este hecho. "Se filtraron unas fotografías infamantes y perniciosas. Totalmente fuera de la política social del Gobierno. Nosotros no difundimos información que humille o veje a personas, aunque sean delincuentes", aseguró .

Desde su departamento se hacía también público anoche un comunicado en el que se asegura que "el personal del servicio médico forense del Gobierno del Estado de Morelos quedó a cargo de los trámites legales correspondientes [para el levantamiento del cadáver]. El Gobierno Federal está colaborando con el del Estado de Morelos para investigar al personal que realizó el peritaje, tomó las fotografías y difundió las mismas, a fin de que se deslinden las responsabilidades correspondientes". En ese mismo comunicado se asegura que la operación que detuvo a Beltrán Leyva fue fruto de un trabajo de inteligencia desarrollado por distintas agencias del Gobierno durante los últimos tres años.

Beltrán Leyva, de 48 años, nació en el municipio de Badiraguato, en el estado de Sinaloa (noroeste), y era el mayor de cinco hermanos. El Barbas cayó abatido la noche de este miércoles frente a la puerta de su apartamento en Cuernavaca, que quedó completamente destruido por cientos de disparos y decenas de explosiones de granadas. Dos mujeres y un hombre del círculo cercano del capo sobrevivieron a la operación militar en la vivienda y fueron detenidos por las autoridades.