Escándalo en la Torre de Londres por el acoso a la primera mujer 'beefeater'

Dos de sus compañeros han sido suspendidos y un tercero está siendo investigado

Moira Cameron, la primera mujer en ingresar en las filas de los famosos beefeaters o guardianes de la Torre de Londres, ha sido objeto presuntamente del acoso de algunos de sus colegas masculinos, lo que ha desatado un escándalo en la milenaria fortaleza. En un comunicado, la Torre de Londres ha informado hoy de que tres guardianes "son investigados en respuesta a las denuncias de acoso y dos de ellos han sido suspendidos". "Nos tomamos muy en serio este tipo de acusaciones y nuestra política contra el acoso deja muy claro que es completamente inaceptable", afirma la nota. Las autoridades del histórico edificio abrieron una investigación entre el 24 y el 25 de octubre tras varias acusaciones de intimidación.

Más información
La primera 'beefeater' debuta en la Torre de Londres

Aunque la Torre de Londres no ha dado detalles del caso, el diario sensacionalista The Sun revela que una persona había saboteado el artículo sobre Cameron que aparece en la Wikipedia. A este respecto, un portavoz de Scotland Yard ha dicho hoy que "un hombre de 56 años recibió una advertencia de la policía" el pasado mes en relación con "el uso inapropiado de Internet, tras las pesquisas lanzadas por las autoridades de la Torre". Según el diario, que cita fuentes próximas a la investigación, los presuntos acosadores también dejaron notas desagradables en la taquilla de la centinela e, incluso, dañaron su tradicional uniforme, que cuesta 1.400 libras (alrededor de 1.560 euros).

Cameron, una escocesa de 44 años, hizo historia hace dos años al convertirse en la primera mujer que ocupa una plaza de beefeater en los más de cinco siglos de existencia de este cuerpo de seguridad. Ya entonces, la vigilante, que acabó con uno de los últimos reductos exclusivamente masculinos de Reino Unido, confesó que no todos sus colegas -un total de 34- le brindaron una amable bienvenida.

Cameron accedió al puesto después de cumplir el requisito indispensable de haber prestado un mínimo de veintidós años de servicio en las Fuerzas Armadas de Reino Unido, ya que ingresó en el Ejército en junio de 1985.

El cuerpo de beefeaters fue creado en 1485 por el rey Enrique VII de Inglaterra (1491-1547) con el cometido oficial de vigilar a los prisioneros de la Torre, así como las Joyas de la Corona. Pese a no estar claro el origen del término beefeater (literalmente "comedor de carne"), los historiadores creen que proviene de la ración diaria de carne con la que eran retribuidos esos alabarderos por sus servicios.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La Torre de Londres, cuya construcción inició en 1078 Guillermo El Conquistador (1027-1087), se ha usado como fortaleza, palacio, prisión, patíbulo, arsenal, almacén del tesoro, zoológico, casa de la moneda y, desde 1303, como sede de la Joyas de la Corona.

Moira Cameron, junto a otro compañero guardián
Moira Cameron, junto a otro compañero guardiánREUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS