Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Israel un terrorista judío natural de EE UU

Se le acusa de haber participado en ataques contra palestinos, judíos mesiánicos y homosexuales

Yaakov Teitel, ciudadano israelí de 37 años aunque nacido en EE UU fue arrestado en Israel bajo la acusación de haber participado en ataques contra palestinos, judíos mesiánicos, homosexuales y un académico de izquierdas. La detención, que se produjo el 7 de octubre en el barrio ultra ortodoxo de Jerusalén, se ha conocido hoy tras levantarse el secreto de sumario sobre el caso.

La policía sospecha que Teitel, residente en el asentamiento judío de Subt. Rachel, en el norte de Cisjordania, envió un paquete bomba a la residencia de una familia judíos mesiánicos que dejó herido de gravedad a un menor, entre otros delitos. Además, se cree que el detenido también participó en una serie de agresiones a los policías israelíes que vigilaban la marcha del orgullo gay en Jerusalén y de estar relacionado con el ataque a la sede de la Asociación de Homosexuales y Lesbianas de Tel Aviv el pasado mes de julio, en el que murieron dos jóvenes. El detenido ha explicado que viajó a Israel precisamente para llevar a cabo una serie de ataques contra palestinos en venganza por los atentados suicidas en Israel.

Nacido en Florida, Teitel se ha desplazado a Israel y vuelto a EE UU en varias ocasiones en los últimos 12 años, aunque desde el año 2000 reside en el país de forma permanente. En las pesquisas que se realizaron en su vivienda con motivo de su detención la policía encontró numerosos rifles de asalto, pistolas y material explosivo, aunque no localizó el arma con el que supuestamente habría matado a los palestinos.

Según el Servicio de Seguridad Interior y la policía israelí, el detenido ha confesado haber cometido la mayor parte de los delitos de los que se le acusa. Durante la investigación, ha dicho en repetidas ocasiones que había actuado solo y que nadie más está involucrado en los supuestos delitos que cometió. Su mujer, Rivka, fue interrogada durante horas hace una semana, aunque no ha ofrecido ninguna información a la policía.