Chirac se sentará en el banquillo por la corrupción en la alcaldía de París

El ex presidente francés será procesado tras haber perdido la inmunidad

Por primera vez en la historia de la V República, un ex jefe de Estado francés tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados. La justicia ha decidido hoy procesar al ex mandatario Jacques Chirac, de 76 años, por abuso de confianza y desvío de fondos públicos en relación con la creación de 21 empleos ficticios. Estos casos de corrupción se remontan a su gestión al frente de la alcaldía de París entre 1977 y 1995, desde donde preparó su posterior asalto a la presidencia. La fiscalía tiene cinco días para recurrir la decisión judicial.

La juez encargada del caso, Xavière Simeoni, ha considerado que 21 empleos financiados con cargo al presupuesto del consistorio entre 1992 y 1995 revestían un carácter ficticio. La magistrada estimó que los hechos anteriores a 1992, y que incluyen otros 14 empleos sospechosos, ya habían prescrito.

Se trata de empleos de los que se habrían beneficiado allegados y miembros del partido conservador fundado por Chirac, el Reagrupamiento Por la República (RPR), refundado en 2002 bajo el nombre de Unión por un Movimiento Popular, el partido que sostiene ahora al presidente Nicolas Sarkozy. Según lo previsto en el Código Penal francés, el ex mandatario podría enfrentarse a una condena de hasta 10 años de cárcel y 150.000 euros de multa.

El procesamiento culmina así el sumario abierto hace diez años tras la demanda de un contribuyente. En 2002, se iniciaron una serie de investigaciones, pero Chirac quedó apartado de la causa por su inmunidad presidencial que le ofrecieron sus dos mandatos consecutivos en el Elíseo (1995-2007). Pero apenas seis meses después de dejar la presidencia, se produjo su inculpación. El pasado mes de septiembre, la fiscalía pidió el sobreseimiento del caso al considerar que los hechos ya habían prescrito.

El ex presidente, que se encuentra en Marruecos de vacaciones, ha difundido hoy un comunicado en el que dice "tomar nota de esta decisión, en tanto que es una persona sometida a la justicia como las demás". Asegura que encara el procesamiento "sereno y decidido a establecer ante el tribunal que ninguno de los empleos cuestionados constituye un empleo ficticio".

Sarkozy, declarado enemigo político de Chirac, apeló a su cargo para no comentar la decisión judicial. "Sean cuales sean mis sentimientos hacia Jacques Chirac, no puedo hacer comentarios", declaró desde Bruselas el actual presidente. "Aunque se lo merezca, creo que no es bueno para la imagen de Francia", reaccionó por su parte la ex candidata presidencial socialista, Ségolène Royale.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Junto al ex mandatario, serán procesados dos de sus antiguos directores de gabinete en la alcaldía, Michel Roussin y Rémy Chardon, y siete presuntos beneficiaros de los empleos ficticios. Entre ellos se encuentran el ex diputado Jean de Gaulle, nieto del general Charles de Gaulle, y Marc Blondel, antiguo secretario del sindicato Fuerza Obrera.

Queda la posibilidad de que el fiscal general, Jean-Claude Marin, insista en pedir el sobreseimiento del caso. En esta hipótesis, la decisión de sentar en el banquillo a Chirac recaería en el tribunal de apelación. Aunque el propio abogado del ex presidente, Jean Veil, reconoce que no espera que sea así. "De momento, hay dos decisiones que se oponen entre sí, el tribunal será el que decida", señaló en declaraciones a la televisión francesa.

Tras una carrera política salpicada por varios escándalos por los que nunca había sido juzgado, el presidente va a ser procesado en su momento de mayor popularidad y a punto ya de cumplir 77 años. Desde que dejó la presidencia, ha cultivado un perfil discreto, evitando pronunciarse sobre los asuntos políticos y centrándose en su fundación benéfica. En el último sondeo de popularidad, publicado por la revista Paris Match a mediados de octubre, Chirac cuenta con un 76% de opiniones favorables. Recordado por su carácter campechano, se dispone a publicar sus memorias políticas el próximo 6 de noviembre.

La decisión de la juez culmina además una semana judicial nefasta para el ex presidente y su entorno político. La semana pasada, la fiscalía pidió 18 meses de cárcel para su ex primer ministro, Dominique de Villepin, por una denuncia calumniosa en el llamado caso Clearstream. Esta semana, el ex ministro del Interior y amigo del ex presidente durante tres décadas, Charles Pasqua, aludía a la implicación de Chirac y de sus ex primer ministros Édouard Balladur y Alain Juppé, en el caso de ventas de armas ilegales a Angola por el que Pasqua fue condenado a un año de cárcel.

El ex presidente francés, Jacques Chirac
El ex presidente francés, Jacques ChiracREUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50