Fidel Castro cambia el "patria o muerte" por "vida o muerte"

El líder cubano afirma que ése es el dilema al que se enfrenta la humanidad ante el cambio climático

Exactamente a la misma hora en que Raúl Castro se entrevistaba con el canciller español, Miguel Ángel Moratinos, el ex presidente cubano, Fidel Castro, estaba manos a la obra en un nuevo artículo periodístico. Como es habitual, en él cargó contra el capitalismo y los desmanes del mundo desarrollado y parafraseó una de sus consignas más famosas, "patria o muerte", que convirtió en "vida o muerte", al afirmar que ése es hoy el dilema a que se enfrenta la humanidad ante los peligros del cambio climático.

"Ya no es cuestión de 'patria o muerte'; realmente y sin exageración, es una cuestión de 'vida o muerte' para la especie humana", afirmó el líder comunista, de 83 años, que lleva desde julio de 2006 alejado del poder debido a una grave enfermedad intestinal.

Los medios de prensa cubanos publican hoy en sus portadas fotografías del saludo entre Raúl Castro y Moratinos, quien después de una entrevista de casi tres horas dijo que encontró a su interlocutor "comprometido con las reformas" en la isla. La última reflexión del "compañero Fidel" también ocupa espacios destacados. El líder comunista resalta la importancia que tendrá la conferencia sobre el Cambio Climático de Copenhague en diciembre próximo, y afirma que los países de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) y del tercer mundo estarán allí para "luchar" por la "supervivencia de la especie".

"El sistema capitalista no solo nos oprime y saquea. Los países industrializados más ricos desean imponer al resto del mundo el peso principal de la lucha contra el cambio climático. ¿A quién van a engañar con eso? En Copenhague, el ALBA y los países del tercer mundo estarán luchando por la supervivencia de la especie", asegura.

El ex presidente cubano -que sigue siendo primer secretario del Partido Comunista de Cuba- consideró que la VII Cumbre extraordinaria del ALBA, recién concluida en Cochabamba, Bolivia, fue un "éxito", y destacó "la gran fuerza" con que el problema del cambio climático se abordó en ese encuentro. "En ningún otro momento de la historia humana se presentó un peligro de tal magnitud", dice Castro.

Señala que, mientras finalizaba la reunión del ALBA, en Londres se celebraba el Foro de Economías Principales sobre Energía y Clima, en el que el primer ministro británico, Gordon Brown, advirtió sobre las consecuencias "desastrosas" que sobrevendrían si no se alcanza un acuerdo en Copenhague. "La importancia de las palabras de Brown es que no las pronuncia un representante del ALBA o uno de los 150 países emergentes o subdesarrollados del planeta, sino de Gran Bretaña, donde se inició el desarrollo industrial y uno de los que más dióxido de carbono ha inyectado a la atmósfera", opina.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción